OUTFIT MAGAZINE

  • OUTFIT MAGAZINE

El niño que tenemos secuestrado dentro



En este mundo tecnológico, contaminado, rápido, con tráfico, ruido, crisis, con atentados, discriminación, violencia familiar, psicológica y cada vez menos valores que permitan la convivencia sana entre dos o más seres vivos, debemos hacer un ALTO, en serio, tómate medio segundo para reflexionar en el mundo que vives, del cual eres parte importante y que probablemente también estás ayudando a deteriorar. Respira profundo, y revisa rápidamente tu vida, desde el momento en que recuerdes hasta ahorita.

Seguramente si me hiciste caso, habrás pasado por la calle de tu niñez, donde tus preocupaciones se detenían para que dejara de llover y volvieras a salir a jugar, o que se reunieran de nuevo todos los vecinos con tus primos para jugar hasta pasadas las ‪7 PM, ir de visita a casa de tus mejores amigas para arreglar a las barbies y quizá con suerte llegaba Ken para tratar de conquistar a Barbie primavera.

¿A qué voy con todo esto? A tratar de que ubiques en tu niñez al niño que alguna vez apareció en esta faz de la tierra y ahora ocupa tu cuerpo y tu mente. Y por supuesto, es más serio y aburrido; preocupado por tener más que los demás, por lograr sus metas individuales, del que ha dejado de sonreír espontáneamente y ahora mienta de todo por cualquier motivo. ¿Dónde lo dejaste? ¿Qué opinaría si regresara en este momento?

No te pongas triste, ese niño aún vive allí, está reprimido, pero cuando puede se escapa y hace de las suyas, por ejemplo se ríe a más no poder cuando ve que alguien se tropieza, se pega, se resbala; cuando prepara una broma y la disfruta de principio a fin, no solo para burlarse, también para alguien en especial, cuando tararea una canción y hasta se pone a bailar sin pensarlo.

Se presenta también cuando se roba un dulce o se compra la golosina de su preferencia y la goza hasta el último momento, cuando se cae y sufre un raspón, cuando le cantas a tu mamá o papá las canciones de timbiriche o Denisse de Kalafe.

Ves, está en todos lados el problema es que no les permites salir, por eso, aquí te van algunos consejos para que ese niño goce a plenitud:

1. Haz el bien sin mirar a quién, ayuda sin cobrar favores, recuerda lo bien que te hacía sentir al ayudar al prójimo, eso te hará sentir muy bien.

2. Ríe y llora, deja que tus emociones broten, si quieres reír hazlo, no importa que la gente se te quede viendo, recuerda que la risa al igual que el bostezo, se contagia. Ahora bien, si se trata de llorar, pos llora, hasta que te canses, al final te sentirás tan bien que hasta vas a sonreír.

3. Haz lo que te gusta, si eras buenaza para algún deporte, retómalo, te gustaban las manualidades tipo “Cositas”, inscríbete a algún taller; si los videojuegos son el coco de tu marido, pos juega con él, ¡diviértanse juntos!

4. Canta y baila, si te quedaste con las ganas de ir al casting de la Voz México, la Academia o México tiene valor, es tu oportunidad de que le muestres a todo periférico que cantas y bailar sentada en tu auto por tres horas consecutivas.

Este próximo ‪30 de abril no solo pongas tu foto de niña en todas las redes sociales, sube videos de cómo te diviertes en condiciones adversas, los 5 más divertidos se ganarán una sorpresa de la marca Happy Just For Today. Hasta la próxima.


SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png