OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

Terapia de Reflexología, ¿qué es y para qué sirve?



Desde épocas ancestrales las técnicas basadas en hacer presión en diversos puntos específicos del cuerpo rigieron la medicina sobre todo en las regiones de Egipto y China. Pero con el avance de la ciencia se ha hecho a un lado estas prácticas. Es por eso que hoy les voy a explicar una no tan conocida pero que está agarrando fuerza de nuevo, la reflexología.

Esta técnica milenaria está muy ligada con la acupuntura, y varias fuentes aseguran que una fue la creación de la otra. En una forma simple de explicar ¿cómo se realiza la reflexología? Quienes se dedican a ella suelen explicarla como un masaje en zonas y puntos específicos, principalmente en los pies, aunque no es exclusivo de ellos. Comúnmente es usada para aliviar dolores, cuello, estreñimiento, gastritis, estrés, eliminar toxinas, entre otros.

También conocida como reflexoterapia o terapia zonal, consiste en estimular los puntos de los pies, nariz, manos u orejas, conocidos como “órganos reflejo“, aquellos que tienen forma parecida o similar al cuerpo entero.

Se basan en la creencia de que el hombre tiene una fuerza invisible que circula por nosotros, y estos puntos de presión ayudan a regular el paso de esta energía. Con la estimulación en estos aumentan el flujo de energía positiva ayudando a eliminar la negativa. Aunque con la ciencia moderna se asegura que son terminaciones nerviosas que se conectan con el del sistema nervioso central, incluyendo órganos y estructuras internas.


Las ventajas no son pocas, según algunos estudios realizados, y entre ellas podemos encontrar la relajación, disminuye la ansiedad. Reduce los dolores físicos promoviendo la auto sanación y el uso de analgésicos durante el proceso de recuperación.

Mejora los problemas de salud que van desde agresividad hasta control de orina en adultos mayores. Se ha demostrado también que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, y la recuperación después de una cirugía, como a la disminución en el uso de analgésicos post operatorios.

Otros estudios han marcado que ayudan a aliviar algunos síntomas durante el tratamiento del cáncer, aliviando síntomas como el dolor, náuseas y el vómito. En el embarazo, alivia sus efectos en el parto y post parto, teniendo periodos de recuperación más cortos.

Después de una sesión, puede que tengas sed o ganas de ir al baño, es normal, ya que como mencioné previamente ayuda a eliminar las toxinas, siendo un efecto de la terapia, así que no te vayas a preocupar.

Aunque la ciencia moderna no lo reconoce como una verdadera práctica, diversos estudios han acreditado su eficacia, aunque se sugiere que no se tome como una ciencia exacta.

Aun así, nada nos quita el probar y hacernos un pequeño masaje para alinear nuestro chí, ya que algunos practicantes aseguran que no es un simple masaje, sino una terapia reflexológica.