OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

Síndrome Hiperregalado, que nuestros niños tengan todo lo que no tuvimos.



Seguramente muchos de los padres que leen este artículo han experimentado el sentimiento de ofrecer a los hijos todo lo que no se tuvo, más aún en esta época del año, en la que regalar es sinónimo de compra de juguetes sin medida. Sin embargo, este sentimiento también lo advierten los tíos, abuelos, hermanos y amigos que regalan algún objeto a nuestros niños, pues todos formamos parte de esta sociedad que nos ha enseñado a mostrar cariño a través de objetos, los cuales, en su mayoría, entre más de moda y ostentosos sean, más apreciados.

Y no es que el hecho de regalar un objeto a los niños pueda ser calificado como malo, no buscamos satanizar este acto; lo que hay que motivar es la reflexión, examinar qué es lo que realmente puede nutrir la vida de nuestros niños, será que podamos combinar el regalo de un juguete con un mucho de nuestro tiempo y así generar un vínculo de cercanía, logrando que el juguete sea más que un objeto, convirtiéndose en una experiencia de juego y cariño.

Es muy común que nuestros niños reciban un nuevo juguete, el cual roba su atención por unos pequeños instantes y enseguida son distraídos por otro o bien por otra persona; si notas que tus niños no dedican un tiempo considerable a su nuevo juguete, tal vez debes dedicarte a aguzar los sentidos para detectar el motivo de su distracción y pérdida de interés, lo anterior te llevará a darte cuenta de los errores más comunes: El juguete no es apto para su edad, tiene tantos objetos que ya no le ofrece una ilusión o bien nuestro niño demanda nuestra presencia y tiempo. Siendo este último, uno de los porqués llenamos los baúles y estantes de la casa de juguetes; solemos compensar nuestra falta de tiempo para con ellos regalando cosas que disimulen la ausencia de palabras, ejemplos, risas y vivencias de calidad.

Hagamos que estas próximas fiestas sean un factor diferenciador en nuestras vidas y sobre todo en la de nuestros hijos, nietos, hermanos, sobrinos, amigos; dediquemos tiempo de calidad, que no sea sólo jugando un video juego, que vaya más allá, que implique intercambiar una plática a través del juego, fortalecer los vínculos es fortalecer los valores y por ende mejorar la calidad de vida que damos a nuestras familias. Que este cierre de año, sea el inicio de verdadera unión con quien merece toda nuestra atención y tiempo: nuestros niños.

#síndrome

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon