OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

SEXO TÁNTRICO, MÁS ALLÁ DEL PLACER


El Tantra es el principio de un nuevo ser humano, científico, espiritual, amoroso, meditativo, profundo y sexual que vaya creando con su energía una forma de vida más cercana al paraíso” (Osho)


Tantra es una vía espiritual muy antigua (se identifican textos escritos en el siglo VI a c). Se desarrolló en la India y luego pasó a China y al Tibet. Significa expansión a través de la conciencia. Se basa en la vida en armonía con las leyes naturales, permite entrar en cuerpo y alma en la vida, no cree ni en el bien ni en el mal, sino en lo que es justo y natural.

Algunos caminos espirituales buscan sin cesar la liberación del alma, el Tantra lo hace mediante el sexo ritual, despertando la energía sexual que ha de llevar a una vida plena. El sexo tántrico se asume como una forma de meditación, ya que el cuerpo se libera y se pone en silencio, proporcionando una vivencia que trasciende del placer carnal hacia la eliminación de miedos y tabúes

A diferencia de la educación occidental en donde la represión juega un papel importante, la práctica del sexo tántrico pretende que la mujer y el hombre se sientan en armonía con esta función energética.

En el sexo tántrico, se considera importante que el hombre no eyacule, porque la energía se desperdicia, en cambio si esta se recicla (visualizando que se eleva y se hace circular por el camino de los chakras), mantendrá a la pareja con un extra de energía que puede ser traducida en creatividad, armonía, intuición, inspiración y conocimiento de nuestros procesos internos.

La practica del sexo tántrico nos puede dar como beneficios, la conexión psicológica y espiritual con nuestra pareja; la posibilidad de tener una mejor salud ya que manejando las técnicas de respiración enviamos más oxigeno a nuestro cuerpo, mantiene óptimo el sistema inmune, estabiliza los cambios hormonales, da la sensación de vitalidad y felicidad, alivia la ansiedad y la depresión, proporciona una satisfacción real en el sexo, nos lleva a asumir nuestra sexualidad como algo sagrado, nos hace sentirnos armónicos con nosotros mismos y por lo tanto con nuestro entorno.

Cuando el sexo se lleva a cabo para quitar tensiones hay alivio y relajación, pero también un vacío, sin embargo con el sexo tántrico se comparte el alma, el corazón se inunda de luz , el cuerpo se pone en calma y el alma danza en plenitud y gozo.

#SexoTántrico