OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

¿CÓMO ELEGIR ALMOHADA?



Los seres humanos tenemos varias necesidades básicas que debemos cubrir para poder estar bien fisica y mentalmente. Todos las conocemos, pero una de las más importantes es el dormir. Un mal sueño puede provocar diferentes transtornos que pueden afectar nuestra salud.

Según estudios de Juan Pareja Grande, responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Quirósalud Madrid, el no descansar correctamente puede generar cansancio, somnolencia, disminución de atención o concentración, e irritabilidad, y si esto se alarga, puede traer problemas psicológicos, y enfermedades cómo depresión y ansiedad. Físicamente, también puede causar varios problemas, cómo hipertensión arterial, infartos o enfermedades cerebrovasculares.

Es por eso que debemos preparar nuestro cuerpo con las mejores condiciones para el descanso perfecto cada noche, pero sobre todo la almohada, pues, al igual que el colchón, esta puede garantizar el mejor descanso, sobre todo si sueles sufrir de dolores de espalda.

La almohada, sirve para alinerar perfectamente el cuello, la cabeza y la columna vertebral. Debe dar la postura adecuada para lograr el relajamiento de los músculos, permitiendo así un correcto descanso y una buena respiración. Primero que nada, debemos tener en cuenta que la almohada perfecta no existe, ya que debemos escogerlas en consideración a nuestro cuerpo, complexión y hábitos del sueño.

TAMAÑO

El tamaño entonces, dependerá de nuestra fisonomía, debe ser más ancha que nuestros hombros, pero su altura, dependerá de las posturas al dormir. Para los niños pequeños, y aquellos que gusten dormir boca abajo, sería adecuado dormir sin ella o que esta, no supere los 10 cm. Para aquellos que duermen sobre su espalda, debe tener entre 12 y 13 cm de alto, y ser de dureza media. Pero, si duermes de lado, esta debería medir, unos 15 cm, logrando así, mantener la cabeza y el cuello bien alineados.

RELLENO

Los rellenos son más variados. En general son de plumas, látex, sintéticos o de espuma. Los primeros suelen ser de oca o pato. Anque son suaves, se deforman facilmente y no sujetan el cuello de manera correcta.

Son perfectas para aquellos que duermen boca abajo. Aunque si eres una persona robusta, con problemas de espalda o con alergias lo mejor es evitarlos.

Las rellenas de látex ofrecen un mejor soporte, perfectas para quienes duermen de lado o sufren de alergias. Los rellenos sintéticos suelen ser de fibra de poliéster. Son blandas y perfectas para las personas muy delgadas o niños.

Mientras que las de espuma suelen ser de poliuretano. Se deforman facilmente y no vuelven a la normalidad, es por eso que no son recomendables para aquellos que se mueven mucho al dormir, aunque, si para quienes duermen de lado.

¿BLANDA O DURA?