OUTFIT MAGAZINE

  • OUTFIT MAGAZINE

¿QUÉ HACER CUANDO TE GANA EL HAMBRE?



Sientes un hambre atroz de manera constante y sin poder evitarlo atacas el refrigerador, quizá quieres algo salado o dulce y lo comes. ¿Te ha sucedido? Conocidos como ataques de hambre, estos malos hábitos son frecuentes en mujeres, niños y hombres y pueden ser síntoma de algún problema de salud.

Platicamos con la nutrióloga Marisela Ávila Jasso, entrenadora y deportista profesional que ayuda a mejorar la salud tanto de personas sedentarias como de alto rendimiento. Marisela comienza por explicarnos que, la mayoría de las veces ni siquiera detectamos que estamos comiendo a cada rato hasta que subimos de peso y que es común que los ataques de hambre sean psicológicos, aunque también pueden ser fisiológicos y nos los explica.

Psicológicos: Estos se presentan por ansiedad, estrés y/o depresión, se relacionan a factores emocionales vinculados a problemas en casa, con la pareja o la oficina. Los niños también los padecen y es el reflejo de la búsqueda de atención de los padres, los maestros o el círculo donde se mueven, los adultos deben estar atentos a estas conductas.

Fisiológicos: En este caso los ataques de hambre se deben sobre todo a la falta de una alimentación balanceada, como cuando las personas se saltan comidas o siguen sus propias dietas.

Marisela nos explica que esta conducta puede ser síntoma de deficiencias de nutrientes que el cuerpo manifiesta requiriendo comida constante e incluso antojos específicos, por ejemplo en la comida salada buscamos potasio, hierro, sodio u otro mineral que nos falte, o si los antojos son dulces pueden ser reflejo de la necesidad de vitaminas, carbohidratos o azúcar para tener energía suficiente

De acuerdo a la experta, es importante realizar un chequeo integral anual, pues una persona en su peso no es necesariamente una persona sana, y si se detecta alguna causa fisiológica para los ataques de hambre es necesario tener un tratamiento completo con ayuda de un médico, un nutriólogo y en los casos emocionales, el psicólogo; en estos últimos debemos observar con atención a las personas obsesionadas con el ejercicio o la alimentación que presenten trastornos cómo la anorexia y la bulimia.

Para cambiar estas conductas poco saludables Marisela nos recomienda tomar pequeñas acciones, comenzando por sustituir la comida no saludable por comida nutritiva. Por ejemplo, en lugar de papas fritas, comer pepino, jícama, etc., agregándole incluso chile y/o limón. Si el antojo es de algo dulce, elegir barras energéticas de cereales limpios cómo el amaranto, semillas, o granola y evitar los industrializados. Para quienes somos chocolateros podemos buscarlo sin azúcar, con mayor porcentaje de cacao y comerlo en una porción menor.


Pero, ¿qué pueden hacer las embarazadas? Marisela nos dice cómo afrontar la ansiedad por comer cuidando nuestro peso y salud sin dejar de consentirse en este proceso tan complicado a nivel fisiológico y emocional.

La experta explica que el bebé se va a alimentar de la madre así que quien puede desnutrirse con mayor facilidad es ella por lo que además de comer sanamente hay que tomar vitaminas. En el caso de los antojos también pueden remplazarse, por ejemplo comer palomitas o alguna semilla si lo que quieres es una botana o incluso preparar tu propio antojo. Preferir las frutas dulces o gelatinas si lo que se quiere es una golosina, así evitamos la comida procesada y la mamá se mantiene saludable; hay que recordar que durante el embarazo los ataques de hambre suelen ser psicológicos, pero si el antojo es casi irresistible podemos consumir media porción de esa golosina que tanto se desea.

Lo más importante, nos dice Marisela, es hacer conciencia en las personas de llevar una alimentación sana para una vida óptima.

#ATAQUESDEHAMBRE #HAMBRE #COMIDA

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png