OUTFIT MAGAZINE

  • Ailed Álvarez

PROPÓSITOS 2019, METAS PARA SER FELIZ


No, esta vez no te voy a proponer las metas que deberías de considerar para este inicio de año, porque esta práctica tan común en nosotros cada 31 de diciembre parece más una trampa llena de frustración que inicia con euforia y termina convirtiéndose en todo lo que no pudiste hacer en el año, la lista de tus fallos o de tus fracasos:

¡No más!, basta de este planteamiento. Estás bien y tú y tú vida es perfecta, las cosas que están ocurriendo, que pasaron, o sucederán tienen que ser para que aprendas algo y sigas creciendo desde tu interior, son el hilo conductor que te han llevado a este momento, esto es lo primero que debemos entender y no olvidar. Lo segundo es preguntarnos, si estoy bien, y mi vida es perfecta ¿puedo mejorar? Te aseguro que sí, somos perfectibles, siempre todo puede ser mejor, en ti, alrededor de ti y para ti; saberte bien, disfrutarlo y luego esforzarte por ser y estar mejor sin forzar las cosas, obligarte, cansarte o, sufrirlas es el primer paso para cumplir una meta.

Las metas deben de ser de ti, para ti y disfrutables, no se trata de bajar de peso, se trata de mejorar tu salud. No se trata de hacer ejercicio sino de ayudarte en tu estima y de sudar endorfinas. Tampoco se trata de pagar tus deudas, sino de no tener deudas contigo y evitar tenerlas con otros; disfrutar la vida sin hacer daño a otros, al menos no intencional.


No cambies de trabajo necesariamente, mejora el tuyo: tu manera de trabajar, el lugar donde estás y busca en quienes te rodean algo que aprender. ¿Volver con tu ex? no sé, “esa pregunta háztela tú” diría un amigo: ¿por qué se separaron en primer lugar? ¿por qué volverían a estar juntos? ¿para qué? ¿te hace bien, te hace mejor, le haces mejor persona?

No se trata de metas por costumbre, se trata de amarte y amar tu vida. Qué tal si decides no comprar ropa de más para no seguir acumulando deudas, pero decides disfrutar más tiempo con tus seres queridos, aunque le inviertas a eso. Se trata de acumular momentos de alegrías y aprendizaje, aunque éste a veces sea a través del dolor. Eso, aunque parezca contrastante te hará sentir mejor.

Plantéate pocas metas para el año: ser más saludable, volver a estudiar, hacer un viaje y después comienza por la más inmediata, por ejemplo, ser una persona saludable y pregúntate qué debes hacer para lograrlo, quizá incorporar más vegetales a la comida y disminuir la carne; incluir un poco de ejercicio, y elegir qué tipo de éste te va ¿caminar al aire libre, hacer yoga, boxear? De pronto te darás cuenta que puedes hacer un poco más de lo que habías creído y que tu meta ahora es un hábito pues no lo sufriste, que no te has alejado de la comida, ni de la compañía de otros, pero que te permite estar mejor por dentro y por fuera. Cuando sea parte de ti piensa en el siguiente paso que podría darte una alegría, y te descubrirás buscando un curso de comida, de marketing o una maestría en artes visuales. Lo importante es que te guste y que estarás trabajando en esa segunda meta; y si el propósito es viajar decide si lo harás solo o con alguien, no tiene que ser justo este nuevo año, puede ser hasta el 2020, pero si ya te lo propusiste entonces comienza a recorrer el camino que te lleve a eso.

Así dejas de acumular objetivos que cuando termina el año no habrás cumplido y te harán sentir defraudado, por el contrario estarás caminando hacia tus sueños, te mantienes en el sendero y avanzas, algunos serán a corto plazo, algunos a largo plazo, algunos con más esfuerzo que otros, pero saberte un caminante de la vida, de tu vida, que es cómo debe de ser te hará sentirte mejor, a pesar de los días difíciles, porque llevas el rumbo y la meta está ahí, en ti, cumpliéndose con cada paso.

#PROPÓSITOS #FELICIDAD

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO