OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

CHILES EN NOGADA, SABOR LLENO DE TRADICIÓN


Llegó septiembre y con él uno de los platillos más representativos y favoritos de nosotros, los mexicanos, los chiles en nogada. Que se acopla perfectamente a esta temporada, donde abundan la nuez de castilla y la granada. Un hermoso y delicioso manjar que da inicio a la temporada de fiestas.


Sus colores son muy representativos de nuestro país, ya que son los que adornan nuestra bandera. Algunos explican que estos representan la fe (verde), esperanza (blanco) y caridad (rojo). Aunque su origen aún está en duda, existen varias teorías. Una de ellas explica que fueron creados por las monjas del convento de Santa Mónica en Puebla, con el fin de honrar al mismísimo Agustín de Iturbide por los tratados de Córdoba. Otros dicen que se crearon para celebrar su cumpleaños un 28 de agosto. Es por eso que los colores son los mismos que los de la bandera del Ejército Trigarante, verde, blanco y rojo. Aunque otros aseguran que su aparición es anterior a 1821.


Otra teoría, creada por el escritor Artemio del Valle Arizpe, dice que un regimiento de Don Agustín visitó Puebla, y sus novias querían recibirlos con algo especial que representara los colores de su uniforme. Así que buscaron un ingrediente de cada color, obteniéndolo cómo resultado. Prepararlo es muy fácil, los ingredientes son:


Chiles:


• 6 chiles poblanos.

• Sal al gusto.

• 1/2 cebolla picada.

• 1/2 kg de carne molida,

mitad res y mitad cerdo

• 1 taza de azúcar.

• 1 taza de harina.

• Aceite para freir.

• 3 cdas. de pasas.

• 4 cdas. de aceite.

• 4 claras de huevo.

• 3 cdas. de piñones.

• 50 g de nuez de castilla.

• 3 cdas. de almendra picada.

• 2 ajos cortados por la mitad.

• 1/2 taza de puré de jitomate.

• 1 pera pelada y picada en cubos.

• 1 platano macho picado en cubos.

• 1 durazno pelado y picado en cubos.

• 1 manzana pelada y picada en cubos.

• 5 aceitunas verdes enjuagadas y picadas.


Nogada:


• 50 g de nuez de castilla.

• 50 g de queso de cabra.

• 1/2 litro de leche.

• 1/4 de taza de oporto.


Montaje:


• 1 taza de granada desgranada.

• 1/2 taza de perejil.


Lo primero que debemos hacer es asar los chiles poblanos, para después pelarlos y limpiarlos bien por dentro. Para hacerlo más fácil, podemos colocarlos después en asarlos en una bolsa de plástico cerrada, y esperar a que se enfríen, así será más fácil retirarles la piel.


Para el picadillo debemos freír un ajo, acitronar la cebolla. Cuando esté lista debemos añadir el agua y la carne, sazonando con sal. Esta deberá reposar a fuego lento por 5 minutos hasta que esté tierna y el agua evaporada.


En otro sartén ponemos a dorar el otro ajo para después agregar la cebolla restante y el jitomate hasta que se sazone, entonces debemos agregar las almendras, pasas, aceitunas y el perejil por dos minutos. Entonces, agregamos el contenido a la carne durante 5 minutos para después retirar del fuego.


Por otra parte, freímos las frutas evitando que se deshagan, excepto el plátano, ya que este debe hacerse aparte. Ya listas agregamos el azúcar para asegurarnos de que la fruta no esté acida. Finalmente, junta todo con la carne. Cuida bien que el contenido quede completo y no deshecho.


Después de esto rellenamos los chiles para después capearlos y freírlos, para esto usaremos el aceite que sobró de freír la fruta y el plátano. Hay que mantenerlos tibios y escurrirlos bien con una servilleta para quitarles el exceso de grasa.


Para la salsa, debemos licuarlos ingredientes creando una salsa con buena consistencia.


La presentación se basa en colocar los chiles en un plato según la porción. Este se cubre con salsa hasta bañarlo totalmente y después se decoran con nuez, granada roja desgranada y algunas hojas de perejil.

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png