OUTFIT MAGAZINE

  • Ailed Álvarez

GASLIGHTING, SUTIL MANIPULACIÓN QUE TE DESTRUYE


¿Te ha sucedido que, a lado de alguien específico, un familiar, un amigo, la pareja, sientes que siempre estás haciendo algo mal mientras que el otro es perfecto, razonable o incluso encantador?


Si es así, es probable que seas víctima de la técnica de "gaslighting". El término proviene de una película de los años 40’s, "Gas Light" en la que un marido deliberadamente intenta convencer a su esposa y a otros de que está loca: cuando atenúa las luces de gas, insiste en que ella se lo está imaginando, haciéndola dudar de su cordura para quitarle su fortuna.


Este tipo de personas manipuladoras, en muchos casos son psicópatas o narcisistas y suelen hacer acusaciones falsas, presentar situaciones que no han ocurrido como verdaderas o utilizar verídicas retocadas para provocar que la víctima dude de su realidad y de si misma creyendo que es ella la culpable de los problemas con la otra persona. Por ejemplo, el abusador hace un comentario humillante para luego decir que fue una broma y que eres demasiado sensible; coquetea con alguien frente a ti para después decir que no es cierto, que lo imaginaste y eres un celos@; o si sonríes a alguien te acusa de ser tú quien coquetea y se victimiza ante ti.

Como utilizan la repetición constante de estos argumentos la víctima comienza a creer que en verdad ve cosas que no son, que es ella quien mal interpreta o que todo lo hace mal, debiendo sonreír menos, vestirse diferente, etc.


SEÑALES DE QUE ERES VÍCTIMA DEL GASLIGHTING:

1. Cuestionas tus ideas, sentimientos o acciones.

2. Te preguntas si eres demasiado sensible.

3. Te disculpas continuamente.

4. Te preguntas porque no eres feliz si tienes a la persona “perfecta” a tu lado

5. Ofreces excusas por el comportamiento de tu pareja.

6. Ocultas información para no explicar a otros sobre las acciones de esa persona.

7. Mientes para que no te hagan notar que algo no esta bien sobre lo que te ocurre.

8. Te cuesta tomar decisiones simples como que ropa usar pensando en que le parecerá a esa persona.

9. Sientes que no haces nada bien.

10. Te preguntas si eres buena hija/amiga/madre/pareja/empleada de manera constante.


Este tipo de actitudes suelen ir acompañadas de menosprecio, o de la ley del hielo y son técnicas pasivo-agresivas para generar culpa; estas personas nunca aceptarán la responsabilidad de sus actos y te culparán por ellos.


Si detectas algunas de estas señales recuerda:

1. Confía en tu intuición y escúchate; la buena comunicación depende de dos y no sólo de ti, si tú sientes que algo no esta bien, pon tus límites.

2. No busques su aprobación, expresa tu desacuerdo de forma directa, como “estamos en desacuerdo” o "mi realidad es distinta a la tuya” y termina la conversación.

3. Tú eres dueñ@ de tus pensamientos y sentimientos; nadie tiene el derecho de rechazarlos y peor aún menospreciarte. Así que no te disculpes por lo que sientes, pero evita agredir o manipular al otro.

4. Céntrate en ti y en tus valores, no permitas que nadie rebase tus limites personales. Lo que es bueno e importante para ti no debe ser negociable y si alguien te presiona para que excedas tus limites no es la persona correcta. Si sucede una primera vez afróntalo y plantea una consecuencia, si se repite la acción, es mejor salir de ahí.


Si aun no estás segur@ de la situación que vives busca asesoría psicológica para que puedas detectar aquellos puntos que no son claros y tomar la mejor decisión para ti. El bienestar emocional siempre es primero, aunque eso implique en ocasiones que algunas personas deban salir de tu vida.

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png