OUTFIT MAGAZINE

  • El Báez

El clásico terror mexicano

Noviembre ha llegado y es tiempo de celebrar una de las fechas más importantes en el año para todos los mexicanos, el “Día de Muertos”, en la mayoría de los hogares se acostumbra a poner una ofrenda para dar la bienvenida a nuestros seres queridos, quienes se nos han adelantado de esta vida, pero que regresan a visitarnos.


México es un país con una idiosincrasia altamente relacionada con el tema de la muerte, provocando en nosotros esa necesidad curiosa de ver cintas de terror (aunque siendo sinceros ¿Qué más miedo podemos sentir que lo que estamos viviendo actualmente?). Por lo tanto, me di a la tarea de buscar películas que representan el género de terror (algunas de horror) hechas en nuestro país y que bien vale la pena verlas, ya sea por primera vez o bien como una ocasión más para disfrutarlas. Aunque no cuentan con la calidad visual y de producción que actualmente existen en el mundo, a su favor tienen una propuesta que para su tiempo era vanguardista e interesante y las historias son tan poderosas que, aunque no provocarán ese miedo que generan las películas hollywoodenses, sí generan esa ansiedad a lo desconocido, a sentir el mal, a llevarnos a creer en fantasmas o brujas y a cuestionarnos si realmente la vida termina con la muerte.


Carlos Enrique Taboada, quien para mí es uno de los mejores representantes del género de terror mexicano y que retrata la manera en que nosotros entendemos el miedo, la superstición y las creencias sobre lo desconocido, realizó una serie de películas con grandes actuaciones que para nuestros días podrían ser consideradas clásicos y de culto:


“Hasta el viento tiene miedo” (1968), la cinta más popular del director; en un internado la alumna Claudia comienza a comportarse de forma extraña, provocando una atmosfera lúgubre que alcanza a su grupo de amigas.


“El libro de piedra” (1969), nos narra la curiosa amistad entre Silvia, una niña solitaria, y Hugo, quien es la estatua de un niño.

“Más negro que la noche” (1975), la heredera de una vieja casa tiene como condición cuidar a “Becker”, un gato negro que es encontrado misteriosamente muerto en el sótano, provocando la ira de la finada tía Susana.


“Veneno para las hadas” (1984), su cinta más premiada, narra la relación de las niñas Veronica y Flavia, en donde una de ellas piensa que es una bruja, despertando miedos que poco a poco irán convenciendo a la otra de que realmente lo es.


Lo mejor de esto es que todas las películas las pueden encontrar en línea de forma gratuita, así que anímense a verlas y descubrir si el miedo podría estar más cerca de lo que pensamos.