OUTFIT MAGAZINE

  • Ailed Álvarez

Licencia por paternidad, un beneficio para papá


El aceptar una relación laboral conlleva beneficios y responsabilidades por ambas partes. El empleado debe cumplir las tareas asignadas con responsabilidad, compromiso y eficiencia, así como acatar políticas, horarios y tener buen comportamiento de acuerdo a las expectativas de la empresa, sin embargo esta también tiene que cumplir su parte, como darle al empleado aquellas prestaciones establecidas por la Ley Federal del Trabajo y por supuesto cualquier otro deber establecido en el contrato.


Dentro del primer rubro que mencionábamos, las prestaciones otorgadas por la LFT, hoy en día existe una de gran importancia sobre todo para quienes serán padres, y nos referimos especialmente a los hombres, porque en caso de las mujeres sabes que poseen ciertos derechos al respecto desde hace décadas.


Los padres afortunadamente ya también son considerados y actualmente cuentan con un permiso por paternidad que describe el artículo 132° de la Ley Federal del Trabajo, en la sección XXVII Bis, en donde se establece que los empleados varones tienen derecho a cinco días laborables con goce de sueldo por nacimiento de hijo o por adopción de un menor.


Sí eres futuro padre, ya sea de un pequeño o por estar a punto de concluir un trámite de adopción sólo debes de acercarte al área correspondiente de la compañía para dar aviso, o realizar el trámite que ellos te indiquen.


Independientemente de los permisos que deben otorgarse por ley, las empresas pueden y debieran considerar algunos días extras con el beneficio de sueldo, ya que esto puede traer beneficios no sólo para el empleado, sino para la misma empresa, logrando colaboradores mucho más comprometidos y leales con su trabajo. Entre otras cosas positivas es una manera de impulsar la equidad de género, contribuir al desarrollo de la familia incentivando los lazos con los padres e hijos, y fortalecer el sentido de pertenencia de los colaboradores con la empresa al sentirse apoyados por esta.


A pesar de que México ya ofrece este permiso, aún se encuentra rezagado en la materia, mientras que países como Francia les otorga a los futuros padres hasta 28 semanas de permiso, en general el periodo promedio de los países que integran la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), organismo al que pertenece nuestro país, es de 8 semanas, por lo que aún nos falta mucho que avanzar.


Sin embargo por lo pronto no olvides aprovechar el beneficio que ya se tiene, y recuerda que éste es tanto para hijos de nacimiento como por proceso de adopción, no hay distinción lo cual es fabuloso.