OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

Maskné, la pesadilla detrás del cubrebocas


El usar cubrebocas para la vida diaria se ha convertido en una medida muy importante para nuestra salud. Y aunque en otros países, su uso es algo normal, principalmente cuando están enfermos o los niveles de contaminación son muy altos, poco a poco se está convirtiendo en algo indispensable para esta nueva modalidad.

Pero no todos estamos acostumbrados a ello. Es por eso que nuestra piel ha comenzado a tener algunas reacciones alérgicas o irritaciones. El 'maskné' o acné mecánico, es ocasionado por la fricción de la tela contra la piel y falta de respiración de los poros, pero muchos lo estamos sufriendo por el uso prolongado de las mascarillas, sobre todo si tenemos la piel grasa o con tendencia al acné.

Los expertos lo describen como una afectación en la piel del rostro que puede generar espinillas y granitos en las zonas cubiertas por el cubrebocas, pero también pueden ser ocasionadas por el aumento de temperatura en el cuerpo, la humedad, (cuando se habla o se transpira mucho), estrés o una mala alimentación.

Al comenzar, se nota un enrojecimiento en la piel, poco después aparecen las espinillas. Ya que crea un desequilibrio en la microflora bacteriana del rostro, hay que buscar un especialista para tratarlo, sobre todo si es un caso severo. Pues si es algo más leve o moderado, se puede contrarrestar con un cuidado facial, donde se recomienda los siguientes pasos:


  • Humecta tu rostro diariamente. Si tienes la piel grasa, procura usar cremas especiales, o podrían tener el efecto contrario.

  • Lava tu rostro al despertar y antes de dormir. De preferencia utiliza productos especializados para tu tipo de piel.

  • Utiliza protector labial luego de lavar tu rostro y antes de usar la mascarilla para evitar los labios partidos.

  • Evita el maquillaje en la zona afectada, ya que obstruye los poros y no deja que la piel respire.

  • Al elegir tu mascarilla opta por aquellas hechas de algodón, no sólo permitirán a tu piel respirar mejor, también son suaves al contacto.

  • Lava tu cubrebocas reutilizable con agua caliente y jabón después de usarlo.

  • Descanso, si es posible, realiza cada 4 horas un ' break' de 15 min. sin la mascarilla.