OUTFIT MAGAZINE

  • Daniela Fuentes

4 básicos para mamás primerizas

Quizás pensaste en todo lo básico: El baby shower, la ropa de maternidad, las almohadas cómodas, la cuna, los juguetes, los zapatitos del bebé, su primer disfraz de Halloween, su primer libro, una playlist perfecta para dormirlo, la pañalera, biberones, quizás hasta una mecedora para esas largas noches. ¿Pero ya pensaste en tu cuerpo después del parto? ¿Con qué te sentirás más cómoda? ¿Cómo ya no vas a necesitar los pantalones de maternidad que te han acompañado los últimos meses? ¡¿no?! Es momento.


Dicen, que después de dar a luz cambian muchos de tus planes y preferencias. Se habla mucho sobre la necesidad de “recuperar tu figura” pero seamos sinceras, no hay algo que recuperar, porque nada está perdido. Más bien, enfócate en conocerte de nuevo, como si volvieras a empezar. La persona que eras antes le abrió paso a una diferente versión de ti: renovada, con nuevas ambiciones y prioridades. Conforme vuelva la energía a ti y reconozcas algunas necesidades nuevas en esta etapa de tu vida, querrás experimentar con nuevos colores, texturas y cortes que además de que te harán sentir cómoda dentro de tu piel, serán tus mejores aliados para correr atrás de un bebé que comienza a descubrir el mundo.


Aquí te van algunos tips:


  • Blusones holgados y túnicas

Muchas mujeres sienten la necesidad de cubrir su cuerpo más de lo normal. Les cuesta trabajo ajustarse a su pancita sin bebé y procuran no utilizar nada ajustado (sin mencionar la incomodidad los primeros días después de dar a luz). Aquí tienes 2 grandes tentaciones: usar la ropa de tu pareja que te queda gigante (o bien, comprar prendas 2 tallas más grandes) y seguir utilizando tu ropa de maternidad. ¡Evítalo a toda costa! Primero, porque no tienes nada que ocultar y segundo porque ya no estás embarazada y es momento de seguir adelante. Los blusones y túnicas son cómodos, te permiten movilidad para subir, bajar, ir y venir, amamantar… etc.


Puedes combinarlos con un par de leggins y tus tenis o sandalias favoritas. Lo mejor de todo es que son prendas muy versátiles que se ajustarán a tu estilo y a cualquier ocasión.



  • Escotes en V

Seamos sinceras, la talla de sostén que estarás manejando en esta etapa de tu vida, probablemente no vuelva jamás. Sácale todo el provecho que gustes. Con blusas escotadas te será fácil amamantar y te traerá toda la atención que quieras.



  • Vestidos

Al igual que los blusones, los vestidos para mamás primerizas pueden ser una prenda básica. Son prácticos, cómodos y te permiten ser tan ágil como necesites. Te sentirás más libre y en contacto con tu cuerpo.



  • Telas suaves

Pasarás una gran parte de tu tiempo con un bebé en brazos. Recuerda que su piel es delicada y quizás algunas prendas le puedan resultar incómodas, o a ti. Procura elegir telas suaves al tacto. Quizás en lugar de una chamarra de mezclilla, puedes optar por un suéter de algodón, por ejemplo.