OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

Alisado Japonés

¡Olvídate de la secadora y la plancha de pelo!



Aunque las opciones son variadas, el alaciado japonés es uno de los favoritos desde los años noventa gracias a sus grandes resultados. También llamado alisado iónico o termal, es un procedimiento estético que no sólo promete un cabello liso y sedoso, también lo dejará brillante y manejable sin tener que acudir mes por mes a retoques ni depender de una plancha sin importar el tipo de cabello que tengas.


Si quieres intentarlo, lo mejor es hacerlo en verano, recuerda que, como con cualquier tratamiento, debes hacer una prueba previa, esto para ver como reaccionará tu cabello, sobre todo si no es virgen o está dañado.


Es un proceso fácil, primero se lava con agua caliente para dilatar la hebra y eliminar cualquier resto de gel, lacas o contaminantes. Después se coloca una solución reductora alisante desde la raíz hasta la punta, la cual se deja actuar entre 30 y 45 minutos dependiendo de que tan rizado esté.


Luego, se cepilla en recto para dejar un acabado liso perfecto, dejando secar al 95% con un secador iónico. Al final, se repasa mechón por mechón, con una plancha de cerámica iónica para poder fijarlo.


Aunque es recomendable para todo tipo de cabello, debes tener especial cuidado, pues es más complicado si tu cabellera no está sana. Lo mejor es esperar entre 2-3 semanas después de empezar algún tratamiento o si te lo has teñido recientemente, ya que podrías dañarlo aún más. No olvides que, a pesar de sus excelentes resultados, sigue siendo un proceso fuerte.


Para asegurarte de que el efecto dure más, no necesitas un champú especial ni nada por el estilo, sólo debes usar tus productos comunes, mientras estos no sean muy abrasivos para tu cabello y asegurarte de que esté limpio. No olvides usar acondicionador.


Además, ¡no hay que temerle al sol! Con otros procedimientos se recomienda proteger el cabello de la luz solar y de la exposición directa de los rayos UV, pero este no es el caso.


El tiempo de duración dependerá mucho de los cuidados que le des y el tipo de cabello que tengas, puede ser de 6 meses mínimo a un año si sabes mantenerlo. En cuanto al precio, no hay razón para preocuparnos, no es tan elevado a comparación de otros tratamientos, principalmente porque no debes ir mensualmente a los retoques.


Recuerda que, como todo procedimiento estético, lo correcto es realizarlo con profesionales que tengan experiencia, para así obtener los mejores resultados.




SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
1/39
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png