OUTFIT MAGAZINE

  • Daniela Fuentes

¿CÓMO SER MÁS ATRACTIVO? ATENTAMENTE, UNA MUJER


Caballeros, en los siguientes párrafos les vamos a resumir eso que viene en el subtexto de todas las películas que ustedes se niegan a ver. Lo que nos gusta, lo que nos prende, lo que nos atrae y lo que no.

Disclaimer: este artículo es para todos los hombres. Si estás soltero podrás evaluar lo que tienes para ofrecer si buscas ligarte a alguien y si no estás soltero, date un momento para evaluar qué tanto haces para mantener una dinámica de coqueteo con tu pareja.

¿Listo? Toma asiento, un trago de tu bebida favorita y prepárate para los secretos mejor guardados de la seducción.

Lo más importante es un cliché: sé tu mismo (a menos que puedas ser Batman, entonces sé Batman, dicen por ahí). ¿Por qué funciona? Ahí te va: por un lado, las mujeres tenemos un instinto que nos dice cuando alguien está siendo auténtico o no. Por otro lado, la autenticidad denota seguridad, lo que nos lleva al siguiente punto:


La seguridad es lo más sexy en una persona.

Ahora, es importante llevar ese punto a un nivel integral. Puedes ser muy seguro de tu aspecto físico, pero inseguro en el aspecto emocional (o viceversa) y ahí pierdes todo el juego.


Ten claro lo que te gusta, lo que no, lo que buscas, lo que quieres, cómo lo quieres; quién eres, a dónde vas, qué te apasiona, cuáles son tus límites; qué estás dispuesto a dar y qué no, cuáles son tus prioridades. No hay nada más sexy que un hombre que sabe a dónde va y que está dispuesto a disfrutar el camino.


La madurez es importante.

A las mujeres nos han repetido hasta el cansancio que maduramos antes que los hombres así que solemos sentirnos más atraídas por hombres mayores. El efecto "madurez" es muy importante para nosotras. Si bien, está relacionado con un efecto de poder, tendrás puntos extra si te muestras independiente y consciente sobre el lugar en el que estás en tu vida.


Quizás no menciones tu obsesión con Naruto en las primeras citas, ni tu dependencia a Uber Eats o Rappi.


Ver a un hombre que se puede cuidar solo nos indica que puede cuidar de nosotras física y emocionalmente, y aunque nosotras podemos cuidarnos solas, amamos esa cualidad.


Congruencia ante todo

No sabes las veces que he preferido no tener una segunda cita porque lo que me dicen no hace match con lo que hacen. Pueden aparentar ser las personas más generosas, nobles o hasta activistas y después tratar horrible al mesero. No, gracias.


Apasiónate

Una buena plática lo es todo en una primera cita. Que sepas escuchar, hagas preguntas y te muestres interesado es importante, pero también comparte lo que más te gusta hacer, tu color favorito, el libro que más recomiendas, los datos curiosos que te mueven y te llaman la atención, las historias más memorables de tus aventuras… En una cita, como mujeres, sabemos que estás interesado. Danos algo en qué interesarnos también. Ahí empieza la química.



Detalles y romanticismo

Aquí hay opiniones encontradas y es donde la mayoría de mis amigos sufre y se clava. ¡El timing es importantísimo! Estos clichés de poesía, rosas y chocolates no te van a funcionar en un primer acercamiento. El detalle no está en el detalle, sino en el significado de éste.

Si me das flores sólo porque la mercadotecnia te ha hecho pensar que es romántico va a pasar desapercibido para mí. Pero si (por poner un ejemplo tonto) me regalas una hoja del árbol en el que nos sentamos a platicar porque fue un momento memorable, me va a parecer tierno y especial.