OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

Temazcal, el baño de vapor prehispánico

Seguramente has escuchado hablar de los famosos temazcales, sobre todo si te das una vuelta a otro estado del país, habrás visto algún lugar que ofrece sus servicios, pero, ¿realmente los conoces? Bueno, pues aquí te los vamos a explicar.

No son algo nuevo, de hecho, surgieron en Mesoamérica desde tiempos prehispánicos. Su nombre viene de la palabra náhuatl “temazcalli” que significa casa de sudor. Y, en sus orígenes, se usaban en combinación para fines higiénicos, rituales terapéuticos y espirituales.


Si nunca has estado en uno, te lo explicamos. La estructura es parecida a la de una choza o un horno en forma de domo de piedra de entre dos y cuatro metros de diámetro, depende mucho del lugar, ya que algunos son pequeños, y debes entrar de rodillas, pero también se ha modernizado y se han creado salones especiales para poder disfrutar de este baño de vapor.

Suelen ser un espacio cerrado con una apertura que sirve como puerta de entrada, y un “horno” llamado texictli, donde se coloca la leña encargada de calentar el lugar a través de la pared.


Entre sus grandes beneficios se encuentran principalmente el revitalizar y ayudar a regenerar el cuerpo y alma, poniéndote en contacto con la naturaleza y los elementos. Pero entre los más mencionados se encuentra el estimular la regeneración de la piel y el sistema nervioso, descongestionar el cuerpo, mejorar la circulación, oxigenar la piel, combatir infecciones, disminuir los dolores musculares y de varices, depurar el aparato digestivo, relajar el cuerpo y mente, entre otros.

Hay diferentes tipos, el social se practica en grupo, buscando aprovechar los efectos medicinales y terapéuticos. El ceremonial, se enfoca en aspectos físicos, mentales y culturales. El curativo, es para la curación y sanación de enfermedades, este, siempre tienen al curandero como participante. Y finalmente el guerrero, especial para fortalecer el espíritu, además de la resistencia mental y física.


Como ya lo mencionamos antes, es un ritual prehispánico, y por ello debemos seguir algunos pasos antes de entrar. Primero que nada, se debe entrar de espaldas, usando únicamente ropa interior o traje de baño.

Ya dentro, deben sentarse en círculo, apoyándose en las paredes, y, en el centro, se colocan piedras volcánicas que son rociadas con agua y hierbas específicas. Cuando todos se encuentran dentro, se cierra con jarapas o pieles para quedar en la oscuridad, es ahí cuando la magia comienza...



SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
1/39
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png