top of page

Hipnopedia: aprender a través del sueño


Se acuerdan del capítulo de Los Simpson en donde el gran Homero aprende mayor vocabulario a través de la escucha de audios mientras dormía, claro, esto fue por error, pues lo que buscaba era bajar de peso con cintas de audio que le invitarán a manejar de mejor forma su alimentación… Cuando veo el capítulo río a carcajadas, pero haciendo un alto y tomando en serio el tema, sería ideal considerar hacer la prueba y entender un poco más de cómo funciona nuestro cerebro al dormir y si podemos sacar ventaja de esta ocasión.

Hipnopedia (del griego hipno, sueño, y pedia, educación. En otras palabras, educación a través del sueño), dicha técnica se ha puesto en práctica desde hace miles de años, y esto es debido a que el sueño por sí mismo representa una oportunidad de conocimiento infinito, pues lo que sucede durante el descanso es misterioso; la ciencia e investigadores avanzan en estudios que nos aclaran un poco más sobre cómo es que nuestro cuerpo funciona de manera fenomenal.



Hoy sabemos que el cerebro no se apaga durante el sueño, al contrario, es el momento donde se reafirman los conocimientos adquiridos durante el día, además es cuando resaltan ciertas emociones y pensamientos a los que llamamos pesadillas o sueños. Dado que en este tiempo en el que cerramos los ojos y relajamos el cuerpo, es cuando el cerebro muestra gran actividad, pues está en sus manos el dar orden a lo que ha sucedido en los momentos de vigía, esto se considera aprovechar el espacio y escuchar aquello que se busca “aprender”. Sin embargo, el sueño tiene etapas, las primeras 3 son las que van a relajar el cuerpo, la respiración y el ritmo cardíaco se desaceleran y nos empiezan a aislar del entorno; es en estas donde el cerebro podría captar algunos estímulos; la cuarta y quinta son de gran trabajo para el cerebro, pues procesan lo sucedido durante el día, estás son las que darán mayor puntaje a la calidad del sueño que hayamos tenido, en estas dos últimas etapas nuestra capacidad de atención hacia algo externo es menor, pero lo que se logre retener puede ser mayormente efectivo.


Debido a que el sueño sigue siendo materia de estudio y no se tiene certeza total de lo que es posible manejar de forma subliminal durante este lapso, es que toda acción es experimental, dicho lo anterior, se tiende a practicar la escucha de audios que se basen en la repetición y en el sonido, no en el razonamiento. Por lo tanto, los idiomas, el vocabulario, las frases de empoderamiento, relajación o incluso mantras, parecieran ser la opción a modo de refuerzo, pues recordemos que memorizar no es lo mismo que aprender.


Poner en práctica esta técnica puede resultar interesante, podríamos empezar con música en algún idioma que nos interese reforzar, o bien, escuchar palabras que queremos sumar a nuestro repertorio, provocar que nuestro mind set sea más relajado o empoderado. La realidad es que toda acción que hagamos con convencimiento; ayuda, suma y multiplica; el cerebro trabajará en conexiones que harán la magia, pero recuerda, es tu cerebro, por ende, tú eres la magia. Durante el sueño, durante el día, durante la actividad física o descanso, está en ti ocupar tus pensamientos y energía para construirte, el poder total de tu mente está a tu alcance, motivemos su enriquecimiento a cualquier hora, quizá descubras que durante el sueño te resulta mejor reforzar aquello que buscas lograr.

Elige el tiempo, lo que buscas reforzar y adhiere a ti mayores conocimientos, el saber siempre traerá increíbles resultados a tu persona.

Comments


SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
PUBLICIDAD
Anunciate-abril-web-vert.jpg
ARTÍCULOS DESTACADOS
ARCHIVO EDITORIAL
whatsapp-symbol_edited_edited_edited_edi
bottom of page