OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

¿Los caballeros nacen o se hacen?



Según el diccionario, un caballero es “…aquel hombre que se comporta con cortesía, nobleza y amabilidad”. A esto entendemos a los modales que suele tener un hombre con las personas que lo rodean.

En algunas culturas eran aquellos que seguían un código de honor y valores como la justicia, misericordia, nobleza, valor, además de provenir de una noche cuna, por supuesto. Hoy los tiempos han cambiado, y aunque algunos aún lo ven relacionado con la riqueza de la familia, ser un caballero es cuestión de actitud.

Vivimos de forma diferente a como aquellos años donde la caballerosidad se enmarcaba en las películas y libros, aquellas referencias que hacen añorar a las mujeres la época de antaño, donde los hombres con tal de ganar su corazón, las llenaban de detalles, poemas y atenciones. Antes, a los hombres se nos enseñaba como debíamos tratar a una dama, cortejarla y demostrarle nuestro respeto. Hoy en día, son pocos los que lo aprenden.

Una ventaja de la época en que vivimos, con el surgimiento del feminismo y las nuevas formas de pensamiento sabemos que un caballero no es el que debe cargar con los gastos y hacer todo primero. Ahora las chicas muestran iniciativa, gustan de dividir las cuentas e incluso invitar de vez en cuando.

En la actualidad es difícil distinguir a quienes nacen de los que solo se hacen. Unos cuantos, caballeros natos, que demuestran sus atenciones a las chicas por igual, demostrando la amabilidad que les enseñaron de pequeños o aprendieron con el tiempo. Aquellos caballeros que son opacados por otros pocos… los que se hacen.

Estos, quienes interesados en ir más allá de la amistad con alguna chica adoptamos la armadura de caballeros y sí, me refiero a mí también, demostrándolo con varias acciones como abrir la puerta del coche, caminar a su lado en la calzada, procurando claro, que ella se encuentre del lado opuesto a la calle, pequeñas acciones que se convierten en técnicas de conquista.


Pero, ¿por qué una vez logrado el objetivo se termina esta costumbre? Ya obtenido el premio estas “técnicas de ligue” las hacemos a un lado. Olvidamos los detalles, y aquellas muestras de caballerosidad que nos habían dado puntos positivos en la relación.

Aunque los tiempos hayan cambiado y la forma de comportarnos es diferente muchas veces por culpa de conductas de la televisión, el cine y la música no debemos olvidar los detalles y actitudes que nos hacen más atractivos ante el público femenino, son estos, a fin de cuentas, muestras de respeto que muchas veces no deben terminarse.


Entradas Recientes

Ver todo