OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

¡NO TE QUEMES!, ELIGE EL PROTECTOR SOLAR CORRECTO



La primavera finalmente ha llegado, y con ella se acercan las vacaciones de Semana Santa y el verano, los momentos en que la piel se encuentra más susceptible al sol. Pero no todo es perfecto, también en estas temporadas la contaminación y los rayos UV nos obligan a tomar precauciones.

Entre las radiaciones que emite el sol se encuentran los rayos ultravioleta y los infrarrojos, responsables de los beneficios y desventajas que tiene este astro sobre nuestra piel. Las radiaciones ultravioletas se dividen entre las B (UVB) y las A (UVA), estas últimas penetran más en la piel y son las responsables de las pigmentaciones, alergias solares, reacciones fototóxicas y a largo plazo del fotoenvejecimiento.

Aunque el cuerpo necesita del sol ya que nos permite formar la vitamina D y mejorar nuestro humor debemos tener especial cuidado con el tiempo y la forma en la que nos exponemos, pues solo en el 2008 se registraron más de 50 mil personas que murieron por cáncer de piel en el mundo. Es por eso que diversos técnicos de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad y Consumo y del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos se unieron para crear una guía para identificar un buen foto protector.

Se debe tener en consideración para quien va dirigido, ya sean niños o adultos, zona de aplicación y el tipo de piel, la pigmentación y la capacidad de adquirir el bronceado. También depende de la sensibilidad a la radiación ultravioleta y el enrojecimiento.

Aunque los hay en diversas presentaciones, siendo la crema el más conocido, el tipo de piel variará el que debes usar. Si tu piel es grasa o mixta debes recurrir a los que son en gel, ya que evitarán generar más cebo.

El Factor de Protección Solar (FPS) o Índice de Protección (IP), nos indica la capacidad de defensa natural que tiene el producto frente al enrojecimiento previo a la quemadura. De tal forma, que si un protector solar tiene un FPS de 15 su protección es menor, lo recomendable es mantenerla entre 40-50 o +50 y tratar de evitar los menores de 30, ya que estos filtran menos del 80% de los rayos UV.


Su reacción al agua debe estar bien marcada, si dice “Resistente al agua“ perderá su efectividad después de los 40 minutos de inmersión en el agua y los que son “A prueba de agua“ perderá su resistencia después de los 80 minutos.

Debemos tener conciencia en que las largas prolongaciones en el sol pueden causar problemas en la piel, por eso es recomendable mantener la exposición entre 12 y 16 horas. Si deseas un bronceado perfecta checa todas las posibilidades y opta por aquellos métodos que sean menos agresivos para tu piel y opciones con ingredientes naturales.

Si vas a broncearte evitar usar cosméticos, desodorantes o colonias, pues pueden ocasionar manchas. Siempre cuidar los ojos con gafas que tengan un 100% de protección UV y evitar usar bronceadores o bloqueadores que tengan más de un año abiertos.

#ProtectorSolar #RayosUV