OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

¡SE BUSCA ROOMIE! ENCUENTRA AL COMPAÑERO DE TUS SUEÑOS



Eso de ser medio independientes mientras consideras a tus papás y hermanos roomies ya no es divertido. Quieres salir de tu casa, buscar algo propio, llenar tu refri de la comida que quieres (puedes pagar) sin que alguien más se la coma a tus espaldas, colgar tu arte favorito en la pared, hacer fiestas de 3 días, comer directo del sartén, andar en calzones en la cocina, en la sala... yo qué sé... ¡Es un buen sueño! De hecho es un excelente plan. Pero necesitas un roomie.

No es que quiera decepcionarte, pero la vida está muy cara. No es tan sencillo comprar una casa de la misma manera que lo hicieron tus papás, las rentas no son precisamente baratas, pero tus gastos disminuirán si los compartes con alguien. Y pon tú, que estás más solo que bueno, eso no es lo importante. Hay varias plataformas en las que puedes conseguir al roomie de tus sueños, en caso de que el típico amigo del amigo de tu primo no te esté funcionando.

Decidir con quién vivir suena mucho más fácil de lo que realmente es. La compatibilidad es importante, coincidir en horarios, en gustos y hasta en vicios puede hacer la diferencia. Tienes el poder de elegir al tipo de monstruo con el que compartirás un refrigerador, ¿cómo entrevistarlo sin que se te escapen los detalles importantes?

Primero lo primero: conoce sus datos generales. Rompe el hielo, concéntrate en saber más de él/ella: nombre, edad, de dónde es, a qué se dedica, qué estudió, por qué, con quién vive/ vivía, cómo es su familia, si padece de alguna enfermedad, tiene alergias o si hay algo que requiera de ti para cuidar de su salud.

Una vez que tienes lo básico, empieza a subir de tono: ¿Por qué eligió el lugar que compartirá contigo? ¿Dónde lo vio anunciado? ¿Quién le dijo? ¿Cuánto tiempo piensa quedarse? ¿Trabaja cerca? ¿Conoce la zona? ¿Es la primera vez que comparte depa o casa con un roomie? ¿Es su primer paso a la independencia?

A partir de aquí, todo se vuelve más divertido: ¿Cuál es su rutina? ¿Comida favorita? ¿Estilo para decorar? ¿Hábitos de consumo? ¿Es introvertido, extrovertido? ¿Le gustan las fiestas? ¿Del 1 al 10 qué tanto aprecia su soledad y privacidad? ¿Qué tan control freak es? ¿Padece de algún transtorno obsesivo compulsivo con la limpieza? ¿Necesitaría padecerlo porque la organización no se le da en absoluto? ¿Invitaría a sus amigos seguido? ¿Tiene novia/novio/amigovios...?

Tal vez todo lo que te dice te convence, tienen horarios e intereses en común y todo parece ser perfecto, pero si vas un poco más profundo en la entrevista y averiguas si tiene hermanos y cómo se lleva con ellos para saber si está acostumbrado a la compañía o a ser el centro de atención; el porqué se salió de casa de sus padres o la razón de su mudanza son relevantes ya que indican qué tan problemática puede llegar a ser la persona, si tiene asuntos pendientes con su familia, si le es difícil administrarse o tienes problemas de comunicación.

Finalmente puedes plantear escenarios de emergencia para conocerlo mejor, ¿qué haría en caso de que hubiera un intruso en la casa o cómo reaccionaría ante un temblor o ante la falta de luz, agua, gas... etc, ¿Cómo le haría para pagar la renta si se quedara sin trabajo? ¿A qué número llamaría si te encuentra desmayado? Confía en tus instintos y deduce a través de las respuestas de tu posible roomie, qué tan confiable, sensato y responsable es.

Sé sincero contigo mismo, conócete y haz una lista de características que necesitas de la persona con la que compartirás tu espacio vital.


#BIENESTAR #ROOMIES #ROOMIE