OUTFIT MAGAZINE

  • José María Hernández

El mal de los mexicanos, el ¡MAL DEL PUERCO!


¿Alguna vez se han sentido como Globo de Cantoya después de comer? ¿Te has puesto en posición de plegaria en tu escritorio después de comer para echarte una pestañita de 3 minutos 50 segundos? ¿Te vas a dormir al baño 5 minutos para retomar el segundo turno (de 3 a 5 pm)? ¿Has cabeceado como guajolote en alguna junta, en tu escritorio o en el transporte público después de la hora de comida?


Si contestaste que sí a alguna de las preguntas, déjame decirte que además de GODÍN, has padecido los poderes del ¡MAL DEL PUERCO!


Ahora bien, recuerdas ¿qué fue lo que comiste ese día que te sentiste fatal o bien, si te sientes así TODOS los días --¡Santo Dios!—qué estás consumiendo?


A lo que voy es que este MAL tiene cura y no es que sea un Vegano, Molusqueño, Ensaladero o algo por el estilo, en mis venas corre el poder del gordito, del suadero, del pastor, de la tripa… soy GARNACHERO.


Pero si no lo sabían o no lo habían intuido, este mal se presenta en nosotros por algunas de las siguientes variantes:


1. Por haber consumido harta garnacha en la comida, incluido el chesco y el postre.

2. Por haber comido demasiado como “ser_dotado”.

3. Todas las anteriores.


¿Ya te cayó el veinte porque las empresas, el gobierno, el país entero pierde miles de millones de pesos después de la hora de la comida? Porque la mayoría de los mexicanos padecemos de este mal TODOS LOS DÍAS.


Y es que somos un pueblo increíble, les prometo que somos los únicos en el mundo, en la galaxia, que va… en todo el universo que le entramos diario sin motivo y sin razón a la garnacha, pero por eso padecemos entre otras cosas del maldito ¡MAL DEL PUERCO! o por su nombre real MAREA ALCALINA.


Y es que básicamente, después de una comilona, tu estómago tiene que generar más ácidos para descomponer y digerir todos los tacos que te comiste. Para hacerlo, produce bicarbonato en exceso y le pide prestada sangre a todo el cuerpo. Esto es: como tu estómago trabaja a marchas forzadas, el cerebro empieza a marearse dando esa sensación de sueño.


Este artículo está basado por la experiencia más bochornosos de mi vida laboral pero cabeceé cual guajolote desnucado en la junta del Comité editorial de esta revista y la Editora en Jefe (que no sabía si reírse o estar muuuuuuuuuy molesta) me dijo que de castigo tenía que desarrollar este tema.


Así que un consejo les doy porque su amigo ChMa Hernández soy:


Hagamos Patria y salvemos a la galaxia, tómate un sal de uvas después de cada gordita de chicharrón prensado con quesillo… Dos por favor!!!

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO