OUTFIT MAGAZINE

  • El Báez

¿ESTAMOS DE VUELTA? EL REGRESO DE LOS CONCIERTOS EN VIVO


Se ha declarado el esperado “semáforo verde” y una nueva realidad se está mezclando con la que teníamos antes del Covid-19. Basta con mirar atrás y recordar que ya pasaron 15 meses desde ese último concierto al que asistimos muchos de nosotros en la Ciudad de México; el controversial “Vive Latino 2020” y, así también un año de la publicación en esta revista de un artículo respecto a la posibilidad de seguir disfrutando de eventos a través de “streaming”, el cual dicho sea de paso, cumplió cabalmente con la función de darnos un respiro de este encierro.


Ahora, tal parece que después de entretenernos desde la comodidad de casa y otras nuevas modalidades de presentar espectáculos en vivo; como la asistencia en automóvil, se ha anunciado que (tal vez) es momento de regresar a los masivos, pues ya se ha publicado el cartel del festival PalˈNorte, noticia que nos llega en julio, mes en que se celebra el día mundial del rock para conmemorar el emblemático concierto Live Aid, realizado en simultáneo en Londres, Filadelfia, Sídney y Moscú, en 1985. Hablemos de música con este posible regreso de las multitudes a los conciertos que, estoy seguro ¡mucha falta nos hace!

En efecto, en México serán los regios los encargados de esta misión todavía compleja, por no decir que tal vez imposible de lograr, pues aún estamos en proceso de que nos sea aplicada la tan esperadísima vacuna.

Figuran bandas como Foo Fighters y Tame Impala como headliners, al igual que The Kooks, Foster the People, así como los de casa; Kinky y Chetes, los clásicos; El Tri, Los Auténticos Decadentes y Las Victimas del Dr. Cerebro, dando versatilidad al festival; Alejandro Fernández, Lila Downs y Juanes.

Así que, vayan apartando las próximas fechas 11 y 12 de noviembre, rompan el “marranito” y saquen todo ese dinero que juntaron durante estos meses de abstinencia para regresar a la música en vivo y, sí por alguna razón no lo logramos, que el ánimo no decaiga, pues ya lo dice la sabiduría popular; mientras haya vida hay esperanza y hay más tiempo que vida, pero eso sí, como siempre ¡qué viva el Rock & Roll.