OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

BEBER LECHE DESPUES DE LOS 40´s, ¿SI O NO?


Existe mucha controversia en este tema, sobre todo a partir de que ha surgido la tendencia hacia la alimentación vegana. Pero ¿qué se sabe a nivel científico?

Algunas investigaciones asocian la ingesta de leche de vaca con un alto riesgo de contraer cáncer. Científicos como Joffrey Holly asegura que la leche es un alimento imprescindible para el crecimiento, especialmente para cubrir el periodo entre el nacimiento y la maduración del sistema digestivo, “más tarde no es deseable que los tejidos del organismo crezcan rápidamente porque en ese caso se puede producir un cáncer”. Se cree que la responsable de este riesgo es la proteína IFG-1.

Nuestro organismo genera células cancerígenas constantemente, pero hay mecanismos de reparación del ADN, los cuales destruyen y restablecen la normalidad, si una célula cancerígena escapa a ese control se topa con un exceso de IFG-1, este le prestará sus propiedades facilitándole el crecimiento y la formación de tumores.

Por otro lado, hay quienes dicen que la relación entre la leche y el cáncer es sólo una hipótesis que no ha sido confirmada. Y otros que dicen que la leche por su alto contenido en calcio reduce el riesgo de cáncer de colon.


Lo cierto es que cada vez somos más los adultos que hemos desarrollado una importante intolerancia a la lactosa, un azúcar presente en la leche que solo puede digerirse con la ayuda de una proteína llamada lactasa, quienes no producen esta proteína se vuelven intolerantes, sintiéndose pesados y con problemas digestivos. Hay quienes opinan que sólo los diagnosticados con intolerancia, deberían eliminar la leche de su dieta.

Pero como escribí al inicio, hay opiniones encontradas en relación a este tema. Aquí algunos otros argumentos (que señalan los que manejan este tema), por las que se recomienda no consumir leche:

Estudiosos de la Universidad de Harvard, indican que un alto consumo está asociado a una mayor tasa de casos de cáncer de mama, colon y estómago.

• Su consumo parece estar ligado a diversos trastornos del sistema reproductivo de la mujer como quistes, tumores ováricos, infecciones vaginales, entre otros.

• Por su rico contenido en proteínas animales y fósforo, favorece la acidez metabólica, es decir, disminuye el PH en la sangre.

• Un grupo importante de adultos encuentra mejoría en su digestión y tránsito intestinal al reducir o eliminar el consumo de lácteos.

Lo que si está fuera de dudas es la importancia de consumir calcio, que es el componente principal de los huesos, sin embargo, una buena dieta, no necesita incluir leche, si consumimos cereales, legumbres, verduras de hoja verde, semillas, nueces, almendras o sardina, pueden suplir el aporte de calcio que proporcionan los lácteos. Y si de plano no quieres dejar de tomar leche de vaca, puedes suplirla con leche de almendras que es muy rica.

#leche #cuarentas

<