OUTFIT MAGAZINE

  • Outfit Magazine

BOHEMIAN RAPSODY, LA HISTORIA DE UNA LEYENDA



Polifacético, versátil, controversial, talentoso y espontáneo, así fue Farrokh Bulsara, conocido por el mundo como Freddie Mercury, líder de la mítica banda Queen, y quien muriera el 24 de noviembre de 1991 a causa de VIH/SIDA.

Su imagen y nombre legendarios se conmemoran desde entonces; en 2011 Google lanzó el más complejo Doodle* que se había hecho, animado y musicalizado por la canción “Don’t stop me now”, a lado de sus compañeros y representando su alocada y vertiginosa carrera. Éste Doodle* marcó un precedente en la forma en que Google celebraría diferentes acontecimientos después.

En ese mismo año la marca de autos Lotus, en apoyo a la fundación The Mercury Phoenix Trust en su labor de concientización sobre el SIDA, diseñó el Lotus Evora S Edición Freddie Mercury, un automóvil único que fue subastado para la causa.

El cantante conquistó al mundo con su carisma, inteligencia, sensibilidad artística y fuerza vital, y se convirtió en leyenda e inspiración para importantes músicos, como Katy Perry o Taylor Hawkins (Foo Fighters), por mencionar algunos. Su música fue un parteaguas para nuevos géneros gracias a sus sonidos armónicos en capas, instrumentos divergentes que se encontraban en una misma nota, coros potentes en escalada, letras profundas y reflexivas o divertidas y sagaces. Su voz, estudiada por científicos, entre otras características impresionantes, lograba un vibrato de 7hz, Luciano Pavarotti alcanzaba 5,7.

Mercury dio el paso que le convirtió en icono de la música cuando en 1971 se declaró ante el grupo Smile como su fan número uno y el miembro que esperaban, con asombro Brian May y Roger Taylor lo escucharon para incorporarlo de inmediato, decisión que los llevaría a ser Queen, completándose con la integración de John Deacon, un bajista solitario que dió al grupo uno de sus grandes éxitos, “Another one bites the dust”, y quien decidió no continuar con Queen sin Freddie después del último disco, Made in Heaven, un tributo a su espíritu incanzable.

Muy enfermo Freddie trabajó en dos álbumes más y dejó grabadas suficientes piezas que dieron forma a Made in Heaven, álbum póstumo que reúne una fuerza sobrenatural en sus notas, pues contienen el alma del artista durante las que fueron sus últimas horas de grabación. Su inigualable voz brilló más que nunca.

El grupo trabajó ya sin Freddie para terminar las canciones, incluyendo algunas en solitario de él, para darles el estilo único de Queen. En este álbum aparece la última canción compuesta por él, A winter’s tale, inspirada en el paisaje del Lago Ginebra en Montreux Suiza, última morada de Freddie y en donde la escultora Irina Sedlecka levantaría la estatua que lo inmortalizaría.

Este año se estrena en el mundo la película Bohemian Rhapsody, que contará su historia. En México estará en los cines a partir del dos de noviembre y será una película imperdible. Rami Malek personificará al cantante y lo acompañan Ben Hardy, Gwilym Lee y Joseph Mazello, dando vida a Roger Taylor, Brian May y John Deacon; se espera incluso que Malek pueda conseguir varias nominaciones durante la temporada de premios, aunque no todas las críticas son amables con la cinta.

Lo cierto es que Mercury soñó y alcanzó sus sueños, fue para todos y para él mismo auténtico siempre, y comprendió el sacrificio de su carrera como un regalo. Tuvo el poder de ser escuchado y la voluntad de tocar el alma de millones de personas en el mundo, transformándolo en un lugar más luminoso a través de su música que parece venir directamente del cielo.

Doodle: dibujo fuera de foco, mientras la atención de una persona está ocupada en otra cosa; puede tener un significado concreto de representación o formas abstractas. Google utiliza los doodles cambiando su logo para conmemorar fechas ó eventos especiales.

#FREDDIEMERCURY #BOHEMIANRAPSODY