OUTFIT MAGAZINE

  • OUTFIT MAGAZINE

CERRANDO CICLOS, PARA ABRIR NUEVOS CAMINOS



Mis queridas lectoras y “lectoros” que tan amablemente extrañaban a este humilde cuenta historias de toda índole, gracias por su fidelidad y preferencia para satisfacción de la amable audiencia… ¡HE VUELTO! Con el tema: ¡Cerrar Ciclos! Ufff! y con todo esto de la cuarta transformación a nivel nacional, vaya que debemos tenerlo en cuenta para aplicarlo en TODOS los aspectos de nuestra vida.

Es un rubro en donde todo el mundo opina, pero cuando lo deben aplicar, nadie, nadie lo hace y si te va de la chingadate, te dicen: ¡ves te dije que me hicieras caso!

Pero ¿A qué diantres nos referimos con eso de cerrar ciclos? Porque na más nos dicen hazlo, pero nunca nos dicen qué es, para qué, cómo y por qué es necesario hacerlo, qué pasa si no lo hago y, sobre todo, cómo diablos se hace.

¿Qué es cerrar un ciclo? Simple, dícese de la acción de finiquitar o dejar en paz algo que se percibe que está pendiente, inconcluso o de lo que se cree que se necesita una respuesta o certeza.


Ahora, la sociedad, las amigas, la mother y sobre todo la tía que lo sabe todo han convertido este tema en algo decisivo para cerrar una relación laboral, amorosa o familiar; y ok, vamos a darles un poco de razón, pero el cómo ya depende de cada quien.

Por ejemplo, no necesariamente tienes que enfrentar a tu ex para saber la razón por la que te dejó, tampoco tendrás que ir a buscar a tu exjefe para encararlo y pedirle que te diga por qué no te atendió y ni mucho menos ir con un espiritista para pedirle perdón a una persona que ya no vive en este mundo, digo, pa qué molestamos a los espítirus.

¿Hasta aquí vamos bien? Eso espero.

Por lo anterior, les voy a proponer un ritual para dejar de sufrir y llorar por los rincones, cerrar ese ciclo de tu vida y abrir otro automáticamente:

Acto simbólico

En una hoja de papel escribe todo aquello que te está causando daño, nostalgia, coraje, mal, baguido o el mimiski.

A continuación escribe las acciones que ya no realizarás o por lo menos intentarás no llevarlas a cabo por salud mental y por toda las personas que te quieren ver bien.

Ejemplos:

• “Ya, no voy a pelear más esta herencia”.

• “Voy a dejar de buscar a mi ex para que me dé una explicación; quiero vivir en paz”.

• “Ya no voy a seguir invirtiendo mi vida en aprender a tocar la gaita, no me es fácil y ya lo dejo por la paz”.

• “Ya, no voy a dejar que su recuerdo no me deje vivir”.

Ahora bien, el acto simbólico implica concentración absoluta, deberás hacerlo tú con tu soledad, enfocándote en tus emociones y lo que quieres lograr al final de esto. ¡Sí se puede!

Usando el jardín, sotehuela, patio trasero, azotea o donde no corras ningún riesgo; deberás llevar algunos materiales como la hoja que escribiste con toda la letania antes mencionada, si tienes algunas fotos del susodicho, que se quiere olvidar y algunos recuerdos.

Tómalos y llénalos de tu energía, transmíteles todos tus sentimientos, todo lo que te lastima, obvi vas a ¡LLORAR! y hasta ¡GRITAR! deja fluir ese sentimiento de impotencia, miedo, coraje, inseguridad, soledad, dolor y proponte que apartir de este momento dejarás ir todo lo que te hace daño; ¡LLORA HIJA, LLORA! lo que requieras. Una vez que hayas inundado la ciudad de lágrimas, cuando lo creas necesario, en una olla o cazuela deberás depositar la hoja de papel, las fotos, artículos varios e incinéralos.

Quédate hasta que se consuman los documentos y mientras el fuego hace su tarea, exilia ese sentimiento de dolor y déjalo ir. Respira profundo, te sentirás cansado, agotada y con ganas de dormir, hazlo una vez que el fuego se haya consumido.

Déjate llevar y despierta cuando estés lista. Si no te da sueño, no tomes nada, métete a bañar con agua calientita, toma un té caliente y reposa, tu cuerpo, tu alma, tu mente, tu corazón y todo tu ser tiene que descansar.


¿Por qué es necesario?

Pérensen! no es que lo sea, pero a muchas personas les da paz. Trae cierta certeza y nos integra a la sociedad.

Si no me creen, entonces para que diantres los seres humanos señalamos el final y el principio de ciertos ciclos con sus rituales propios de despedida y bienvenida.

• Las estaciones del año, el clima

• El año mismo (campanas, uvas)

• Bodas, graduaciones y funerales.

Como lo indica el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, uno de los problemas ortográficos de la vida es no saber poner un punto final. Porque cerrar un ciclo te dará paz con la decisión que tomaste, si lo dejas inconcluso, vivirás siempre con la sosobra de “lo debí haber hecho”.

Que este 2019 venga con muchos retos para ustedes y que el universo los llene de energía para superarlos cerrando y abriendo ciclos.

#CICLOS #FINALES

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL