OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

NANOBLADING VS MICROBLADING, CEJAS PERFECTAS: ¿CON CUAL TE QUEDAS?



La tendencia y el cuidado de las cejas se ha convertido en un factor muy importante de la moda y el cuidado personal. Y es que, no podemos negarlo, una ceja sin arreglar puede verse cómo sinónimo de una mala presentación. Hace poco tiempo la tendencia se inclinaba entre el microblading y la micropigmentación. Aunque varios blogs de belleza y la decisión de varios famosos demostraron que el primero era el favorito de todos. Pero llegó el nanoblading, y parece que poco a poco ha encantado a todos, teniendo su auge este 2019.

Esto no sorprende a muchos, ya que, cómo sabemos, el microblading es una técnica de maquillaje semi permanente que consiste en volver a dibujar las cejas para darle un color, forma, grosor y definición. Realizarlo es muy fácil. Primero se realiza una prueba, para asegurarse de que no seas alérgica a los pigmentos, se delinea y dibuja la ceja. Después, se adormece el área y, con una pluma de metal con microagujas se dibuja pelo por pelo, dejando el pigmento en la dermis. Dando un toque natural y real.


Mientras que el nanoblading no es muy diferente. Este, tiene como objetivo darle a la ceja un aspecto fotogénico y natural, sólo que en lugar de utilizar una pluma, se usan agujas ultra finas, que le dan una apariencia más profesional y natural. Además, se dice que esta técnica tiende a ser menos dolorosa, más precisa, cicatriza de forma más rápida, y muestra en menor cantidad o casi nula los efectos secundarios.


Ambas se realizan en la dermis, la capa más superficial de la piel, por lo que son semi permanentes. El tiempo de realización depende de cada uno y sus necesidades estéticas, y tiene una duración de 12 a 24 meses, dependiendo del cuidado que se les dé y el tipo de piel que tengas. Es por eso que se recomienda en los primeros 7 días después de el tratamientos cuidarse de la exposición al sol, piscinas, saunas o el mar.

Es importante realizar un chequeo para confirmar no ser alérgica a los pigmentos. También debes asegurarte de elegir el tono correcto. Si tus cejas son castañas o morenas, lo mejor es verificar que sean exactamente de tu tono. Pero, si es rubio, puedes atreverte a subir un poco el tono. Recuerda siempre realizarte estos procedimientos en clínicas especializadas con personal experimentado, para evitar cualquier error o daño en tu rostro.

Si aún no sabes cual elegir, te dejamos un pequeño tip. Se recomienda el microblading para personas que tienen el pelo más grueso o rizado, y el nanoblading, para aquellos que lo tienen delgado o sufren de alopecia.

#NANOBLADING #MICROBLADING #MICROPIGMENTACIÓN #CEJAS