OUTFIT MAGAZINE

  • Ailed Álvarez

ERRORES QUE DAÑAN EL AUTOESTIMA DE TU HIJO


En los primeros años de vida es esencial que los padres trabajen en formar una autoestima sana en sus hijos. Esto implica lo que una persona ve y dice de sí misma, está vinculada a sentirse querido, acompañado y ser importante, lo cual impacta en la calidad de las relaciones que se generan con el paso del tiempo, el desarrollo cotidiano, la salud, en general, tener y disfrutar de una vida plena, o no hacerlo.


Aunque la mayoría de los padres dirigen sus esfuerzos a ayudar a sus hijos, en ocasiones de manera no intencional tienen conductas que dañan poco a poco la autoestima. Acciones como etiquetar, criticar, no reconocer el esfuerzo, inciden profundamente en la imagen que un pequeño tiene de sí mismo y repercuten en él de manera desfavorable. Es importante conocer como pueden ser reemplazados por actitudes y acciones que la fortalezcan.


• Comparar con otros vs tener empatía con ellos:

Evita compararlo con hermanos, amigos o incluso contigo mismo pues esto desarrolla sentimientos de inferioridad, debes evitar usar frases como: “tu hermano ya sabía restar a tu edad”. Enfócate en sus propias habilidades y competencias, además cada persona tiene un ritmo y proceso de aprendizaje. Por el contrario, cuando exprese alguna idea entorno a que otro niño sabe hacer algo mejor que él, puedes asentir pero destacar que él es capaz de hacer alguna otra actividad muy bien.


• No a las etiquetas, mejor valora sus capacidades:


Decirle a tu hijo que “es” de cierta forma, por ejemplo, flojo, mentiroso o llorón sólo afianzará esa idea en él. Cuando debas de llamarle la atención evita usar frases como “eres un malcriado” y en lugar de ello hazle saber que el comportamiento es el inaceptable y no su persona. No olvides mostrarle tu cariño y decirle cuánto lo quieres así como reconocer los pequeños cambios positivos y felicitarlo por el avance.


• Los errores son aprendizaje:


Sobre exigir a un niño respecto a sus capacidades lo somete a un gran estrés y mucha presión, algunas veces como padre se busca desarrollar al máximo el potencial del niño sin medir si estas expectativas son realistas. Es mejor fomentar el interés y curiosidad del niño por aprender pero sin presionarlo.


• Hacer todo por ellos vs que las hagan y aprendan:


Es cierto que como adulto podemos hacer más cosas y en muchas ocasiones con mayor rapidez y eficacia que un niño. Sin embargo, para que ellos aprendan y crezcan, sobre todo, para que se reconozcan como capaces de realizar tareas y enfrentar retos, es importante que les dejes hacer ciertas cosas, dependiendo de su edad y habilidades, así estarás fomentando en él independencia y seguridad; además desarrollará mejor su capacidad para resolver problemas.


Para un niño es vital el amor incondicional de sus padres, contar con su tiempo y atención, le ayudará a sentirse amado, valioso e importante, además de fomentar la confianza. También, se sentirá integrado, querido y aceptado para desarrollarse plena y felizmente, disminuyendo el riesgo de pertenencia en entornos menos favorables.

Entradas Recientes

Ver todo