top of page

5 tips para una Navidad sostenible

La Navidad es una época de alegría, paz y amor, que nos permite reflexionar sobre nuestra vida y compartir los mejores deseos con las personas que queremos. También puede ser una oportunidad para meditar como contribuimos con nuestro entorno y comenzar a cuidar más nuestro planeta. Implementar ideas sostenibles en nuestra vida, no tiene que ser sólo un propósito de año nuevo, puede convertirse en una acción desde ahora. Toma nota, porque es bastante sencillo disfrutar esta temporada de forma más ecológica y responsable:


No al plástico: En las reuniones familiares o con amigos, evita usar platos, vasos, cubiertos o servilletas desechables, pues generan mucha basura y contaminan el medio ambiente. Mejor usa los que ya tienes en casa o puedes comprar productos biodegradables o compostables, sólo revisa la etiqueta.







Recicla y reutiliza: En vez de comprar papel de regalo, moños y bolsas, puedes usar materiales que ya tengas en casa, como periódicos, revistas, cartones, telas o frascos. Así además de darle un toque personal y creativo a tus regalos, al mismo tiempo ahorrarás recursos. Las decoraciones del año pasado también pueden reutilizarse en combinaciones diferentes o hacerlas tú mism@.






Ahorra energía: Las luces navideñas son muy bonitas, pero también consumen mucha electricidad. Para reducir el gasto energético, puedes optar por luces LED, que son más eficientes y duraderas; no olvides apagar las luces cuando no las necesites o, en su caso, usa temporizadores o sensores de movimiento; y aprovecha la luz natural del día.







Regala con conciencia: Antes de comprar un regalo, pregúntate si la persona realmente lo necesita y si es un producto sostenible, es decir, que no contenga materiales tóxicos, que tenga una larga vida útil y que sea fácil de reciclar. Puedes elegir productos hechos a mano como jabones, velas, bisutería o ropa; regalos reutilizables como tazas, botellas o bolsas; regalos que promuevan el bienestar, como plantas, libros, o experiencias.





Consume local: Cuando compres los alimentos para la cena navideña o para los intercambios, adquiere productos locales y de temporada, que son más frescos, saludables y económicos que los importados. Además, al comprarlos apoyas a los productores locales y reduces las emisiones de CO2 que se generan por el transporte de larga distancia. También puedes seleccionar productos orgánicos y sin conservadores que cuidan el medio ambiente y la salud.





Estos son sólo algunos consejos para tener una Navidad sostenible, pero hay muchas más formas de celebrar de manera ecológica y solidaria. Lo importante es ser conscientes de que nuestras acciones tienen un impacto en el planeta y en los demás, y que podemos hacer algo para mejorar el mundo en el que vivimos desde ahora.


Te deseo una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo.

Comments


SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
PUBLICIDAD
Anunciate-junio-web-vert.jpg
ARTÍCULOS DESTACADOS
ARCHIVO EDITORIAL
whatsapp-symbol_edited_edited_edited_edi
bottom of page