OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

LO - ES +, NO MAKE-UP

El uso de los cosméticos se remota a mucho años atrás en la historia, donde la gente usaba productos naturales para embellecerse y modificar su apariencia. Hace 700 años los egipcios usaban antimonio y malaquita en polvo como sombra de ojos y perfumaban su cabello con aceites. En Europa del siglo XVIII las mujeres blanqueaban su rostro con carbonato de plomo.


Pero no fue hasta el siglo XX donde los descubrimientos científicos permitieron que la química se uniera con la cosmética, iniciando por la industria francesa quien se vio potencializada por la moda. Poco a poco fuimos tomando una mayor conciencia de lo que los productos contienen, es así como hoy en día todo gira a lo natural con relación a los ingredientes, pero nuevas posturas se han tomado con respecto a los cosméticos. Una de ellas, es el eliminarlos de su uso diario.


Este es un tema que se volvió una tendencia desde hace algunos años, entre los cuales entran los beneficios y ventajas del maquillaje que usamos día a día. Uno de los casos más sonados es la cantante Alicia Keys, quien en el 2016 lo dejó oficialmente.


Y no podemos negar sus beneficios, pues, aunque el maquillaje no sólo nos ayude a realzar la belleza, también afecta a nuestra piel.


En occidente, estamos acostumbrados a cargar las capas que colocamos en nuestra piel, con la base, los polvos, el iluminador, y de más productos que, al final de cuentas, terminan tapando nuestros poros, evitando que nuestra piel respire, provocando imperfecciones, alergias, enrojecimientos e irritaciones. Si no usas la base correcta también puedes tener un look aceitoso, o si usas polvo, generar resequedad en la piel.


Pero es una práctica que no debemos tomar a la ligera, pues si queremos mostrar un rostro bello sin el apoyo del maquillaje debemos seguir una rutina que no podemos descuidar. Algunos gurús del maquillaje recomiendan:


  • Lavar adecuadamente tu rostro, escoger un jabón adecuando a nuestro tipo de piel y realizar el secado correctamente. Recuerda nunca debes frotar tu rostro con la toalla, únicamente pequeños toques con ella.

  • Usar cremas hidratantes para mantenerlo brillante, una piel hidratada es sinónimo de piel sana.

  • Acudir regularmente a sesiones dermatológicas para el cuidado del cutis y liberarlo de las impurezas.

  • Usar mascarillas que combinen con tu tipo de piel, ya sean hidratantes o exfoliantes.

  • Tener una buena alimentación, beber suficiente agua, hacer ejercicio y dormir las horas necesarias.

Debemos entender que además de ser una cuestión de salud, también es de autoestima, debes sentirte a gusto con tu propio rostro y te permite apreciar tus propios defectos.


Aunque parece difícil al principio, pues estamos acostumbradas a lo que el maquillaje hace en nuestra piel, te acostumbras rápidamente, ya que te hace tener un look totalmente natural, además, no se puede negar el ahorro que se tiene tanto en dinero como en tiempo.


Otros recomiendan no dejar el maquillaje por completo y recurrir únicamente a lo básico para lograr este toque “al natural “. Aunque las posturas son varias, siempre debemos escoger lo que vaya mejor para nuestra piel y nos haga sentir hermosas. Ya sea con o sin él, es importante tener un buen cuidado en la piel y tu alimentación, pequeños detalles que lograrán maravillas en tu cutis.

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO