OUTFIT MAGAZINE

  • Sandra Silva

YOGA SIN SALIR DE LA CAMA


Existen muchísimas formas de empezar y terminar el día, pero el yoga en la cama cambiará tu vida por completo. Así es, en la comodidad de tu cama. A veces no tenemos el tiempo suficiente para asistir a una clase de yoga o ir al gimnasio, sin embargo, es importante considerar realizar una actividad que nos ayude a deshacernos de todo el estrés del día a día.


¿Y por qué yoga?, es una actividad súper accesible y con múltiples beneficios a través de la práctica diaria, como la pérdida de peso, un cuerpo flexible, la relajación mental y física. Puedes llevarlo a cabo antes de prepararte para ir a dormir, esto evitará el insomnio como consecuencia del estrés, 10 minutos antes de dormir para invertir en un mejor sueño. Si haces yoga por la mañana, mejorarás tu concentración y tu estado de ánimo durante el día. Prepárate y comienza hoy, seguro que tu cuerpo y mente te lo agradecerán. Ahora te compartiremos algunas posturas sumamente sencillas que deberías probar.


Pies a la pared:

Es recomendable para la circulación de la sangre, ayuda considerablemente al drenaje linfático, las piernas descansan y liberan la presión acumulada.


Cobra:



Tómate un buen respiro con esta figura, una vez que te encuentres boca abajo, inhala y eleva tu columna hacia el frente levantando poco a poco tu torso y cabeza. Fíjate que la postura de tus hombros no sea incómoda, tus manos deberán estar a la altura de estos.


El Balasana:

Intenta no dormirte, porque esta pose es muy relajante. Debes colocarte de rodillas e inclinar el torso hacia adelante, hasta que tu frente se apoye en la superficie de la cama, respira profundo y toca tus pies con las manos.