OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

Nueva Temporada, ¡Nueva Rutina de Belleza!

Con la llegada de una nueva estación tenemos que hacer muchos cambios en nuestro hábitos diarios. Ya sea desde la alimentación, pues con los productos de temporada se modifica nuestra dieta, la forma en la que nos movemos e incluso nuestras rutinas de ejercicio. Pero hay algo que muchos no nos explican y es importante mencionar. También debemos adaptar nuestra rutina de belleza.


La primavera es la estación para revitalizar en el verano, debemos proteger, en el otoño fortalecer, y en el invierno nutrir, pues es importante saber que las condiciones climatológicas afectan mucho nuestra piel.

Y, como mencionamos antes, es momento de preparar nuestra piel para nutrirla. Con el invierno tan cerca debemos estar conscientes de que, es en este momento del año, cuando se encuentra más frágil. No es lo mismo cuidarla en verano, que, en invierno, donde está más propensa al frío y el aire seco. Además, el cambio de temperaturas que sufrimos por la calefacción y las duchas calientes suelen resecarla mucho, provocando incluso descamaciones.


Es por eso que te dejamos algunos tips:

Bloqueador

No importa si estamos en verano o invierno, el protegerte con un filtro solar con un factor de +50 o más es indispensable. No olvides reaplicar cada 4 horas si estás en interior y cada 2 en exterior.


Hidratación

Este punto es fundamental. Debemos mantenernos bien hidratados bebiendo suficiente agua, comiendo equilibradamente y aplicando una crema adecuada para tu tipo de piel, aun si la tienes grasa. Tampoco olvides las zonas más resecas de tu cuerpo, como codos y rodillas.


Labios

En esta parte del año suelen resecarse o cuartearse. Compra un bálsamo labial, y si no tienes a la mano puedes usar un poco de brillo. Pero recuerda, ¡no los lamas! Eso sólo empeorará el problema.


Manos

Estas también deben mantenerse bastante hidratadas, compra una crema para manos, de preferencia con glicerina.


Exfoliación:

Los exfoliantes pueden ser tus mejores aliados. Realizándolos una o dos veces por semana retirarás las células muertas permitiendo que la piel respire libremente. Incluso puedes optar por algunos tratamientos cosmetológicos más fuertes sin correr el riesgo de manchar el rostro.


SÍGUENOS