OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

¡AQUÍ MANDO YO! EL SÍNDROME DEL NIÑO TIRANO


Seguramente has visto en internet videos donde los padres no pueden controlar a su hijo, quien ha hecho un berrinche en medio del banco, cine, avión, etc. Vemos que gritan, lloran, e incluso insultan o golpean a su mamá o papá por no cumplir sus deseos.


Rosa Barocio, escritora del libro “Disciplina con amor” denomina este comportamiento cómo el síndrome del niño consentido (SNC), pero otros autores suelen llamarles niños tiranos o síndrome del emperador.

Son niños consentidos y demandantes, nada mantiene su atención por mucho tiempo. Tienen problemas para socializar, ya que no se adaptan a las reglas y se niegan a perder. Siempre obtienen lo que quieren cuando lo quieren y cómo lo quieren, de lo contrario, se vuelven agresivos.


Estos niños crecen, se vuelven personas egoístas y demandantes. En su forma de ver el mundo, son los mejores y nadie es más importante que ellos. Buscan siempre lo más fácil, cómodo, sin querer contribuir a la sociedad.


¿POR QUÉ LES DAMOS TODO?


La respuesta depende de cada uno, bien puede ser por culpa, pues nunca se convive con el menor. Por comodidad, es más fácil decir sí que no. O por vacíos emocionales, vivimos en una era donde buscamos compensar todo lo que no se nos dio cuando éramos pequeños.


Nos convertimos en padres que rodeamos a los pequeños y nos aseguramos de que no sufran ninguna decepción, ninguna frustración. Que nada se les niegue. Lamentablemente eso hace que siempre quierán más, volviéndose imposible el complacerlos del todo, los padres caen en la trampa, creyendo que si cumplen sus demandas estarán felices. Dejan de entender y, cómo se dice comúnmente, “te toman la medida”.


¿CÓMO EVITARLO?


En las palabras del Dr. Especializado en Pediatría, Manuel Velasco Pasillas. Déjalo. Si tu pequeño está haciendo un berrinche, ignóralo y se fuerte con tu postura. No necesitas recurrir a las nalgadas si realmente no es necesario, simplemente debes darle a entender que, al hacer el berrinche, nuca obtendrá lo que quiere.


No lo premies por cumplir con sus obligaciones. Si sacó buenas notas, tendió su cama o recogió sus juguetes, no le des un regalo. Son cosas que tiene que hacer, sus responsabilidades, y no por realizarlo recibirá una recompensa.


No evites las frustraciones, prepáralo para ellas. Quisiéramos que nuestros pequeños jamás tuvieran que pasar por este tipo de situaciones, pero no podemos evitarlo. Lo mejor que podemos hacer es ayudarles a sobrellevarlas.


Debemos entender que, con estas conductas, más que un bien les estamos haciendo un mal. Aunque parezca difícil, decirle que no es lo mejor que le puedes hacer a tu pequeño Tirano.

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO