OUTFIT MAGAZINE

  • OUTFIT MAGAZINE

RAMEN, LA SOPA ORIENTAL QUE LO TIENE TODO



¿Alguna vez han visto en alguna película japonesa la comida? Debo admitir que desde pequeña he visto algunas y no podía evitar el babear cada vez que pasaban un plato de ramen mientras ellos lo comían con rapidez. Y también admitiré que era de esas niñas que al ver mi sopa instantánea me sentía en medio de un restaurante japonés.

El tiempo ha pasado y finalmente he probado mi platillo más soñado gracias a la expansión cultural. Asia se ha convertido en un potente comercial y tecnológico. Y me atrevo a decir que hoy en día se encuentra de moda. Es por eso, que ya a nadie le resulta extraño escuchar su música popular en la radio, ver sus animaciones en la televisión y encontrar locales de comida en cada esquina. Ahora la variedad de restaurantes chinos, coreanos y japoneses abundan, y podemos disfrutar no sólo de su sabor, si no también de sus tradiciones y costumbres.

Antes creíamos que en Japón sólo se comía sushi, ahora sabemos que en realidad este platillo es muy diferente a lo que estamos acostumbrados, y que, de hecho, comerlo en Japón es bastante caro. Pero para los fanáticos de este mundo, cómo yo, tenemos otra opción mucho más económica y deliciosa.

Si eres de esas personas que nunca lo han probado te lo digo desde ahora, olvídate de tu versión de fideos instantáneos que venden en las tiendas, porque lo que te voy a presentar no se parece nada a esto.

Nació en China, pero es bien sabido que su popularidad creció después de la Segunda Guerra Mundial ya que era barato y nutritivo. Los ingredientes pueden variar dependiendo de la zona y el chef, ya que una de las maravillas de este platillo es que las combinaciones son infinitas, las bases pueden ser vegetales, diferentes tipos de carne y mariscos. Mientras que los complementos varían desde el bambú, huevo cocido, algas, aceites aromáticos, e incluso mantequilla.

A pesar de ello, hay algunas recetas tradicionales y tipos que seguramente te encantarán. El Nagata, por ejemplo, es el más próximo a la versión original. Consta de pollo y verduras con un sabor más sutil y suave a diferencia de los otros.

El Tonkotsu es más espeso y está hecho con huesos de puerco, mientras que el Gykotsu tiene huesos de res. Por otro lado, el Dashi se acerca más a la gastronomía tradicional, con hojuelas de pescado, y alga.

Si te quieres aventurar un poco más, y preparar tu propio ramen también es válido. Yo, por ejemplo, suelo comprar el paquete de fideos en tiendas o supermercados, y cuando lo preparo en casa le agrego mis propios ingredientes. Mi favorito, es el paquete de pollo, el cual lo complemento con algunos vegetales al vapor, cómo zanahoria, calabaza, col y brócoli. Además, si te gusta el huevo, puedes agregárselo en los últimos minutos mientras se cuece la pasta. El tiempo dependerá de que tan cosido lo quieras y te prometo, valdrá totalmente la pena.


Algunos expertos afirman que nuestra comida es parecida a la japonesa, ya que ambos tenemos similitudes en los condimentos y la forma de consumir ciertos alimentos. Sobre todo, la idea de comer caldos con carne.

Para los amantes de la comida oriental, encontrar más ofertas en nuestro país se ha convertido en una bendición. No pierdas la oportunidad de probarlo, puede ser algo nuevo y algunas combinaciones seguro te sorprenderán, pero de algo estoy segura, un buen plato de ramen, y la compañía perfecta, puede crear memorias que jamás vas a olvidar.

#RAMEN #COMIDA #COMIDAJAPONESA

SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

1/28
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO