OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

BOLSAS ECO-FRIENDLY, UN RESPIRO PARA EL PLANETA


Para el 2020, las bolsas quedarán prohibidas en nuestro país para la comercialización, distribución y entrega a consumidores. Pero lo que he aprendido de trabajar en el negocio familiar, es que el gasto de bolsas es enorme. Si llevan 1 kilo de azúcar, se les da una bolsa para pesarle, y otra de asa. Si llevan huevo, se les da 2 bolsas, por si una se rompe. En un día de buenas ventas, damos entre 2 y 3 kg de bolsas de diferentes medidas.


No fue hasta que llegué a esta edad cuando me di cuenta del daño que hacemos al medio ambiente. Pero debo admitir que quienes nos enseñaron que estábamos mal no fue la televisión ni los periódicos, fueron las señoras que iban diariamente por su mandado....Ellas llevan sus propias bolsas.


Si vas a ir al supermercado, no olvides cargar una o dos bolsas gran- des. Incluso si quieres, puedes pedir una caja, algunas cadenas guardan las de los productos y te la dan para llevar tus cosas. Puedes guardar las bolsas de plástico y re utilizarlas para la basura, guardar cosas y hasta para cuando vuelvas a ir al súper.


Poner en marcha estas medidas ecológicas es una gran oportunidad, puedes comprar alguna de un plástico durable o incluso las hay de diferentes telas, muchas veces reciclables, orgánicas o reutilizables y bastante durables.


Con el paso del tiempo, también debemos encargarnos de su higiene, para aumentar su vida útil, evitar que contraigamos enfermedades, mejorar nuestro bolsillo y lo más importante, cuidar el planeta.


Dependiendo del material hacen más fácil su lavado y cuidado, así podemos evitar la infección de enfermedades como salmonela, E. Coli u otras enfermedades. Por eso se recomienda lavarlas con regularidad, ya que estas están en contacto con los alimentos.


Recuerda siempre usar un poco de cloro. La forma más fácil de limpiarlas es en la lavadora, o si es de un plástico duro, puedes usar un trapo húmedo. Si tu bolsa tiene un olor extraño, también puedes limpiarlas con un poco de bicarbonato, el cual eliminará los malos olores rápidamente.


Lo mejor que podemos hacer es crear un sistema para remplazarlas, y aquí te damos algunas ideas dándoles usos concretos a cada una de ellas. Por ejemplo, usar unas únicamente para alimentos, como verduras y carnes. Mientras que otras te pueden ser más útiles para otros objetos, como detergentes, embotellados o para el cuidado personal.


La contaminación es un problema a nivel mundial, estamos destruyendo el planeta y algunos gobiernos se niegan a creer en el calentamiento global, pero aún podemos hacer algo, y aunque parezca pequeño, nuestras acciones pueden ayudar a frenarlo.