top of page

OUTFIT MAGAZINE

  • Daniela Fuentes

5 reglas de etiqueta que no debes romper en Navidad

Diciembre llega a agendar todos nuestros fines de semana, pues entre las posadas, las cenas navideñas del trabajo, los intercambios con amigos y, por supuesto, las fiestas con la familia, es el momento más social del año. ¿Te genera ansiedad? ¿Sabes cómo comportarte en estas situaciones? No te preocupes, te compartimos algunos consejos para cumplir con las etiquetas para que estés más tranquilo y la pases genial.


1- No llegues con las manos vacías

Sobre todo si el evento es en casa de alguien o si acordaron un intercambio de regalos. No tiene que ser algo muy elaborado, puedes comprar galletas para el postre, una gelatina, refrescos, dulces… Y claro, si se trata de un intercambio, asegúrate de que no tenga precio visible y esté envuelto acorde a la temporada.


2- Guarda el celular.

Es momento de convivir, escuchar, estar presente y poner todo de ti para que puedas pasar un momento agradable rodeado de las personas que quieres y te quieren. El que alguien te esté hablando y tú estés 'scrolleando' en redes sociales no tiene nada de espíritu navideño.


3-Respeta los lugares designados

A veces cuando acudimos a una fiesta, las personas se centran en una habitación: el comedor, la sala o el jardín, por ejemplo. Es común que algunas personas busquen un poco de privacidad o silencio y está bien, pero deambular por la casa del anfitrión o entrar a habitaciones que tienen puertas cerradas no es correcto. Si lo necesitas, tómate un momento y vuelve rápidamente con el resto del grupo.


4-La cantidad correcta de comida

En ocasiones formales o en las que sabemos que vamos a convivir con muchas personas, puede generarnos un poco de ansiedad la cantidad de comida que nos servimos en el plato. Procura no llenar tu plato de diferentes platillos, puedes empezar con dos a la vez e ir avanzando poco a poco; no necesitas “llenarte” de comida, ten en cuenta que los platillos principales son sólo el comienzo y seguro te hará falta el postre, dulces y vino, así que has espacio para poder disfrutar de todo y evitar el famosísimo mal del puerco.


5-No abuses con el alcohol.

Todos conocemos nuestro límite con las bebidas alcohólicas, respeta los límites de los demás y los tuyos. El vino está en la mesa para celebrar en conjunto pero no es necesario tomarlo si no quieres, no te sientas obligado. Procura no tomar con el estómago vacío y detenerte a tiempo para no hacer el oso.


Este mes nos trae la oportunidad de dar y de recibir experiencias bonitas. Siempre sé amable con el resto de las personas, porque no sabes si los eventos decembrinos les generan algún tipo de ansiedad y disfruta mucho de todo. Olvídate del “qué dirán” y enfócate en crear recuerdos bellos. ¡Feliz Navidad!.