OUTFIT MAGAZINE

  • Ailed Álvarez

Amor o dependencia emocional

¿Qué es qué y cómo reconocerlos?


Lo primero que debemos comprender es la diferencia entre la dependencia emocional y el amor, que, si bien suelen confundirse debido a los estereotipos que existen respecto al amor, no son la misma cosa. La dependencia emocional, en resumidas cuentas, según la psicóloga española experta en el tema, Silvia Congost, “es la incapacidad de cortar una relación a pesar de ser necesario” para nuestra salud y es comparable con la adicción al alcohol o a las drogas. Reconocer la dependencia hacia otro no es difícil, se resume en una sensación de infelicidad constante, el desagrado hacia la mayoría de las acciones o características del otro y la imposibilidad de dejarlo a pesar de todo, ya que la idea de hacerlo nos aterra; estar solo nos causa pánico.


Estas son las 3 claves para reconocer cuando debemos dejar sí o sí una relación y estamos sufriendo dependencia si no lo hacemos:


1. NO ERES CORRESPONDIDO y se presenta de dos formas: una opción es que la otra persona quiera romper la relación y no lo aceptes al grado de denigrarte, suplicar y querer ceder en todo para que se quede; el segundo caso es estar con alguien que no nos ama, pero no lo dice, sino que utiliza palabras encantadoras y suelen asegurar que no pueden vivir sin ti, sin embargo, te engaña, te oculta cosas y no lo demuestra en las acciones.


2. LA AUTORREALIZACIÓN SE VE OBSTACULIZADA, es decir, no puedes ser tú mismo, dejando proyectos, trabajos y a otras personas para dedicarte sólo a la otra persona y adaptándote por completo a ella.


3. ESISTE MALTRATO PSICOLÓGICO O FÍSICO: el primero suele ser invisible, pero está muy extendido, y es posible identificarlo con acciones como insultos directos o indirectos, menosprecios, o porque te obligan a hacer cosas que no quieres a través de amenazas o chantajes. En estos casos hay que entender que no es posible cambiar a este tipo de personas tóxicas e intentarlo sólo nos atraparía más.


¿Cuándo sí es amor?

  • Resulta gratificante estar con el otro y no se trata de evitar la soledad.

  • Ambos miembros se adaptan al otro y no sólo uno de ellos.

  • Además de hacer cosas juntos y compartir tiempo también tienen la libertad de tener actividades por separado, que incluye hobbies y amistades.

  • La relación está basada en la confianza y en el respeto del tiempo, actividades y necesidades del otro.

  • No estás esperando que la otra persona haga por ti exactamente lo mismo que tú estás haciendo por ella.

  • A pesar de las diferencias y discusiones, la mayor parte del tiempo te sientes feliz, relajado y libre.

Recuerda que además la dependencia emocional no sólo se da con la pareja, también es posible vivirla en otro tipo de relaciones, pero básicamente los puntos clave son los mismos. Entonces, ¿es amor o dependencia emocional? Si aún no estas segur@ pide ayuda profesional y recuerda que el amor más importante de tu vida, eres tú.


¡Feliz 14 de febrero!


SÍGUENOS
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon
1/39
PUBLICIDAD
BUSCADOR EN SITIO
ARTÍCULOS DESTACADOS
#OUTFITQUOTES
ARCHIVO EDITORIAL
BOLSA DE TRABAJO
VACANTES.png