OUTFIT MAGAZINE

  • Ailed Álvarez

VAMPIROS EMOCIONALES, RECONÓCELOS Y ALÉJATE DE ELLOS


Para bien o para mal las emociones de quienes nos rodean tienen influencia sobre las nuestras, por ello es común rodearnos de personas que nos inspiran y alegran de manera continua, sin embargo, alrededor también existen individuos que por su negatividad suelen afectarnos, elevando nuestros niveles de estrés y generando fatiga emocional, lo que puede provocarnos malestares físicos e incluso llevarnos a la depresión.


¿CÓMO RECONOCER A ESTAS PERSONAS TÓXICAS?


Algunas lo son de manera consciente y otras lo hacen inconscientemente, pero siempre está relacionada a ciertas señales de su personalidad y conducta:


A) FALTA DE EMPATÍA.


Estas personalidades son egoístas, y suelen usar a otros para vaciar su negatividad.


B) SON PROPENSOS A LA MANIPULACIÓN EMOCIONAL


Además de descagar su negatividad también buscan ventaja de las personas que les rodean, ya sea para sentirse mejor u obtener alguna ventaja material o social.


C) MALTRATAN A OTROS


Minimizándolos o humillándolos y se justifican usando alguna razón que les haga ver como “buenas” personas.


D) TIENDEN A ESTABLECER VÍNCULOS EMOCIONALES FUERTES CON LA OTRA PERSONA


Para después aprovechar los puntos débiles de esta. Entre más estrecha es la relación es más difícil zafarse, e incluso más complicado reconocerla, pero suele darse entre familia, parejas o amigos cercanos.


E) NO LO HACEN DE MANERA CONSCIENTE PERO CASI NUNCA ES POSIBLE SABERLO CON CERTEZA.


PERSONALIDADES COMUNES DE LOS VAMPIROS EMOCIONALES

1. Criticón: Va en contra de ti desde lo más banal hasta lo más profundo; su propósito es que te sientas inferior a él, alegando errores o defectos de carácter en ti, pero siempre “por tu bien”.



2. Pesimista: Ve la vida de manera negativa, y siempre tendrá un argumento preparado para ello, provacando pesimismo en los demás.


3. Narcisista: Todo tiene que ver con ellos, anhelan la admiración constante y les gusta hablar de sus éxitos; tienen una capacidad muy limitada de reconocer a otros y buscan que todos giren alrededor de ellos.

4. Víctima: Se queja por todo, es víctima de todos y no es posible encontrar apoyo emocional en él, sus problemas son los más importantes.

5. Agresivo: Reaccionan de manera violenta, incluso por pequeñas cosas; cualquier situación es sujeta a una malinterpretación de su lado y responden con ira, que va desde la verbal hasta la física, cuidado.


6. Sarcástico: Utiliza el sarcasmo para la humillación; suele ser cruel de manera elegante y lastima la autoestima de quien tiene a lado de manera constante.


7. Pusilánime: Acostumbran a pasar desapercibidos, pues más bien se muestran indefensos y necesitados, por lo que causa lástima logrando ser el centro de atención

Es común que estos vampiros hayan sufrido episodios traumáticos en su vida, u observado actitudes disfuncionales durante la infancia, lo que los lleva a desarrollar estas mismas conductas con los demás, sin embargo esto no es motivo para quedarnos a lado de alguien que nos daña a nivel emocional y física.


¿Qué debemos de hacer? Existen 2 formas sanas de actuar y ambas exigirán una reflexión de nuestra parte: si la relación es muy importante y parece no ser un problema consciente podrías intentar hablar, sin embargo, sino erradica su actitud o cambia sólo de manera temporal para regresar a lo mismo lo mejor será alejarse; la segunda opción es optar por simplemente evitarlo.


Recuerda que, aunque sea una relación muy estrecha, como la de un familiar o la pareja, es necesario que antepongas tu salud emocional para tomar una decisión y quizá recurrir a una terapia psicológica que te ayude a continuar con tu vida de manera positiva y sana.