OUTFIT MAGAZINE

  • Angelica Santos

CINCO ERRORES BÁSICOS DEL MAQUILLAJE


El maquillarnos se ha convertido en un paso común en nuestra rutina diaria. Ya sea si lo prefieres cargado o ligero, siempre hay un modo de optimizar y manejarlo mejor con varios tips y trucos, los cuales son muy importantes si estás entrando en este mundo. Es por eso que aquí te dejamos los 5 errores básicos en el maquillaje.


Evita los cosméticos de baja calidad.

Estamos hablando de aquellos que son falsos o copias de marcas de renombre, ya que, sin el correcto control de calidad, puedes ocasionar muchos problemas en tu piel. Trata de evitar, también, todos aquellos que usen parabenos, sulfatos o formaldehídos, ya que pueden hacerte mucho daño.



Checa la caducidad.

Cada uno tiene un tiempo estimado de vida, y cuando los usamos más de lo indicado podemos causar irritaciones o alergias en nuestro rostro. La caducidad está señalada en cada producto, y esta empieza a correr desde que lo abrimos. Recuerda, los polvos tienen un período de vida más largo que los líquidos.


No cuidar tu piel.

Aunque a muchos les sea excesivo, tener una correcta rutina de ˈskincareˈ es muy importante, sobre todo si acostumbras maquillarte con frecuencia. Pues, no importa que tan bonita esté tu piel, debes mantenerla limpia e hidratada, sobre todo para aquellas que gustan de las bases líquidas. Por eso siempre debes tener en cuenta los pasos fundamentales: una correcta limpieza con gel limpiador y la hidratación con una crema perfecta para tu tipo de piel.



Elegir mal la base.

Usar la incorrecta es uno de los errores básicos, sobre todo porque esta parte es muy amplia, abarca tonos, tipos, acabados y coberturas. Todo esto dependerá de tu tipo de piel. Por ejemplo, si eres muy joven lo mejor es optar por un polvo mientras que, aquellas con pieles maduras necesitarán una base líquida y luminosa. Además, usar el tono erróneo podría hacerte ver muy blanca o incluso naranja. Pide ayuda a un asesor al comprar tu maquillaje para que te recomiende las mejores opciones.


El rubor.

Aunque no lo parezca, este paso puede cambiar de forma importante tus rasgos. Tener en cuenta la forma de nuestra cara nos ayudará a delinearla de mejor manera. Además, el tono es una parte fundamental, pues a las pieles claras les favorecen más los rosados, mientras que, para las morenas, el melocotón es el adecuado.